Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Estudiar y trabajar en el extranjero, lo mejor para aprender un idioma

Mie 19, ene. 2011 - Eva Rodriguez - Archivado en: , , , ,

Ya es difícil de por si, estudiar y trabajar, pero si lo que te va es lo complicado puedes decidirte por estudiar un idioma al mismo tiempo que estudias o trabajas. ¿La solución? Inscribirte en programas que te ayudarán a encontrar un trabajo en el extranjero y te permitirán estudiar al mismo tiempo. Esta solución es la más efectiva para aquellas personas que no sólo quieren aprender un idioma, sino que quieren sumergirse en él viviendo situaciones cotidianas que enriquezcan su lenguaje.

Los idiomas son un requisito muy importante a la hora de buscar empleo, pero se valora mucho más que el candidato haya trabajado en el exterior, además de saber el idioma. La formación académica y la experiencia profesional en empresas extranjeras nos permitirá tener un perfil más completo.

La Unión Europea dispone de unos principios sobre el funcionamiento del mercadeo interior europeo. Según estos principios, cualquier ciudadano de Europa puede salir a estudiar y trabajar a cualquier otro país de la unión sin sufrir ningún tipo de discriminación. Documentos como el Tratado de Schengen permiten esta libre circulación que podrás aprovechar para tu formación.

Estudiar en el extranjero

Existen  muchísimas posibilidades para todas aquellas personas que quieran estudiar, hacer un curso o continuar su formación en un país extranjero, desde los típicos cursos de idiomas hasta formación más avanzada como postgrados y doctorados.

Cursos de idiomas: muchas veces los cursos en centros y academias no son suficientes, por eso cada vez más, muchas personas deciden viajar al extranjero para estudiar el idioma y rodearse completamente de él. Mientras asisten a clases, residen en hogares concertados o colegios en los que se alojan con familias u otros estudiantes.

Existen infinidad de opciones, desde centros que ofrecen cursos en el extranjero por semanas, hasta centros que ofrecen cursos para preparar exámenes oficiales en el propio país. Por ejemplo, existen centros que ofrecen cursos para preparar exámenes de inglés como el TOEFL, el First Certificate o el Advanced.

Cursos para universitarios en el extranjero

Muchas universidades realizan intercambios con otros centros en el extranjero y mediante convenios de cooperación sus alumnos pueden realizar estancias mediante becas y ayudas con las que aprenderán el idioma y promocionarán su cultura. Un ejemplo son las becas de movilidad que ofrece la Universidad de Cantabria o las becas internacionales impulsadas gracias a la colaboración de la Universidad de Burgos y Bancaja. Para optar a estas estancias a veces se necesita un nivel determinado de conocimiento del idioma, aunque normalmente en la propia universidad de destino se imparten cursos de apoyo lingüístico para ayudar al alumno a cursar las materias propias del programa que realice.

Los universitarios disponen de varias becas que les ayudarán a formarse en el extranjero. Las conocidísimas Becas Erasmus, las Becas Leonardo Da Vinci o las ayudas MAEC son sólo algunos de los ejemplos.

Trabajar en el extranjero

Otra opción para aprender el idioma es buscar un trabajo en el país de destino. Los sectores de la hostelería y las granjas son los que más empleos ofrecen a extranjeros. Consisten en trabajos a tiempo completo de entre 35 y 40 horas y se paga de forma mensual.

Trabajo voluntario. Campus de trabajo

A través de Injuve se organizan estancias cortas en las que los jóvenes pueden trabajar gratuitamente en otro país a cambio de no desembolsar ningún coste por alojamiento.

Los Campos de Trabajo son lugares en los que jóvenes realizan trabajo voluntario y además de desarrollarse personalmente, pueden aprender otras culturas. Estas estancias se coordinan desde los diferentes organismos de juventud de cada Comunidad Autónoma.

Las estancias Au Pair

Ya hablamos en el pasado reportaje, de las ventajas de las estancias Au Pair. Estos programas permiten al alumno residir con una familia de otro país y al mismo tiempo que aprenden el idioma, realizan algún tipo de trabajo. Esas tareas pueden ser tanto tareas de la casa, como tareas más específicas que le suelen ocupar entre unas 25 y 30 horas a la semana.

Existen agencias que ya organizan estancias Au Pair. Por su parte, garantizan que el alumno disponga de tiempo para trabajar y también para asistir a clases del idioma que quiere estudiar. La duración de estas estancias suele variar de entre los 3 meses y 1 año.

Demi Au-pair: en esta modalidad los jóvenes tienen menos trabajo que en las Au Pair, por eso no tienen derecho a la paga semanal, pero sí al alojamiento y a la manutención. Es una buena opción para aquellas personas que quieran realizar algún curso complementario.

Ayuda madre: aunque es un sistema parecido al de las estancias Au-pair, el horario de trabajo es superior, aunque también la paga. No es recomendable para personas que quieran estudiar al mismo tiempo, porque no deja tanto tiempo disponible para ello.

Prácticas en empresas del extranjero

Si quieres adquirir experiencia profesional en el extranjero, puedes optar a un programa de prácticas en empresas del exterior. La Universidad de Zaragoza lanzó a finales del año el programa Universtage para promover la empleabilidad de sus alumnos en el extranjero; gracias a esta iniciativa, sus alumnos pueden realizar prácticas en empresas en el extranjero promovidas por esta universidad.

También existen programas de becas para realizar prácticas en el extranjero, como el programa Goya Mundus, promovido por la Universidad Pontificia Comillas.

A través de estos programas tienes varios beneficios: aprendes o perfeccionas el idioma, adquieres experiencia profesional e incluso tendrás oportunidad de quedarte a trabajar en esa compañía.

Permisos para estudiar y trabajar

Tanto para trabajar como para estudiar, es necesario pasar unos trámites para tener nuestros papeles en regla. Existen unos derechos de residencia que cambiarán en función del tiempo que tengamos pensado pasar en el exterior.

Trabajadores: si nos hemos trasladado al exterior para trabajar en el país por cuenta ajena o como autónomo, existe la opción del derecho a la residencia permanente. Se debe presentar carné de identidad o pasaporte válidos junto al certificado de empleo o documento que justifique su condición de trabajador.

Estudiantes: en este caso, la persona deberá cumplir determinadas condiciones, como por ejemplo disponer de un seguro de enfermedad y tener medios económicos suficientes.

El tiempo de residencia

Si la duración de nuestra estancia no va a ser superior a tres meses, no se necesita ni visado ni permiso de residencia, sólo es necesario tener el DNI o el pasaporte en regla.

En el caso de que la estancia sea de entre tres meses y un año para trabajar por cuenta ajena o en calidad de autónomo, se concederá un documento de residencia para el período correspondiente.  Para estancias superiores a un año es necesario pedir un permiso de residencia, al que se tiene derecho por ser ciudadano de un Estado miembro.

La Seguridad Social

Los trabajadores deben estar asegurados y pagar sus cotizaciones en el país donde tengan su empleo y no en el país en el que vivan, si es otro. La excepción a esta regla la encontramos en los trabajadores destinados temporalmente a otro Estado miembro en determinadas condiciones.

Las disposiciones comunitarias sobre la Seguridad Social no armonizan ni sustituyen a los sistemas nacionales. Estos difieren mucho entre sí. Cada Estado miembro determina con sus propias normas quién debe estar asegurado, las prestaciones que se conceden y las condiciones.

Sin embargo, la asistencia sanitaria está garantizada para todas aquellas personas aseguradas en le país en el que trabajan. Los estudiantes también gozan de un determinado nivel de protección social en cuanto a asistencia sanitaria, pero esta protección sólo se ofrece a estudiantes ciudadanos de un país europeo que esté asegurado en un régimen de Seguridad Social. Por tanto, una persona que pertenezca a un seguro privado a de asesorarse si se le cubren estas prestaciones.

Portada: Estudio y trabajo, un reto posible de conseguir

¿Te ha gustado esta noticia?
2 comentarios Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

|1|patria perez|16 mayo, 2013 a las 1:59

exelente,solo quiero saber si es solo para europeos.soy dominicana.

|2|patria perez|16 mayo, 2013 a las 2:26

Que tengo que hacer? por fin una luz al final del tuner.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal