Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Cómo desarrollar tu carrera investigadora

médicaLas universidades y centros de investigación constituyen un fuerte motor de desarrollo de la sociedad. Son fuentes generadoras de conocimiento y contribuyen al desarrollo tecnológico y científico que tienen una gran repercusión dentro de la sociedad.

La formación de nuevos investigadores es uno de los focos en los que se debe centrar la atención para mejorar la situación del panorama científico en España, además del hecho de retener a los científicos con proyectos ya en marcha.

Actualmente existe poca información sobre la forma de desarrollar esta trayectoria, además de existir dificultades económicas y un proceso de tramitación lenta, al que se pretende dar solución con la nueva Ley de Ciencia.

La carrera investigadora se estructura en cuatro fases principales:

  • Formación Predoctoral: una vez obtenido el título de grado, el alumno tendrá que escoger un área en la que llevará a cabo sus labores de investigación. Para facilitarle su decisión, el Ministerio facilita becas a través de las que los alumnos podrán conocer más profundamente un área temática determinada.

Una vez finalizado el grado el alumno puede elegir entre tres opciones:

  1. Inserción directa en el mercado laboral
  2. Realizar un máster para incorporarse posteriormente al mercado laboral con una formación más especializada
  3. Iniciar una carrera investigadora

Si escogemos la última opción, debemos comenzar nuestra Tesis Doctoral con el asesoramiento de un director de tesis entre los grupos de investigación de nuestra universidad o centros de investigación.

La adaptación al nuevo Plan Bolonia exige cursar un máster de al menos un año para poder acceder al doctorado. Si nuestro posgrado lleva asociada una mención de calidad, eso incrementará el reconocimiento de nuestros estudios a nivel nacional e internacional. La fase predoctoral abarca todo el plazo anterior a la presentación de nuestra tesis de doctorado.

  • Formación de doctorado: una vez cursado el máster el alumno tendrá que realizar su tesis doctoral. El papel del director de nuestra tesis es fundamental. A través de él adquiriremos conocimientos de su experiencia laboral y nos dictará las pautas a seguir a la hora de desarrollar nuestro proyecto.

Una tesis doctoral tiene que introducir un avance en el área al que pertenezca el estudio, debe arrojar luz sobre un tema e introducir alguna novedad en el campo de estudio por eso antes de realizarla debe presentarse la propuesta ante otros doctores en el ámbito del conocimiento.

El alumno tendrá la posibilidad de desarrollar su tesis en laboratorios pertenecientes al CSIC, a la propia universidad u otros organismos públicos. La duración de esta estancia suele ser de 4 años, la duración normal de una beca, aunque la fase puede extenderse hasta los 6 años. La aprobación de nuestra tesis doctoral nos dará el título de Doctor, algo que se suele conseguir en un plazo medio que va desde los 3 a los 5 años

Los alumnos pueden conseguir un salario mediante la solicitud de becas, tanto de carácter público como privado, aunque también cabe la posibilidad de que el propio laboratorio otorgue alguna remuneración por cada proyecto.

  • Formación Postdoctoral: una vez adquirido el grado de doctor, el futuro investigador tiene la oportunidad de introducirse en equipos de investigación que desarrollen su carácter emprendedor y le formen en el área temática correspondiente a su formación. Esta fase corresponde a la Preconsolidación (investigador no titular).

El Ministerio de Ciencia e Innovación pone a disposuición del investigador varias posibilidades para comenzar a introducirse en el mundo real de la investigación.

En la actualidad existen tres programas con este fin: el Subprograma Torres Quevedo, Subprograma Ramón y Cajal y el Subprograma Juan de la Cierva.

Estos proyectos tienen como objetivo la incorporación de doctores a centros españoles de investigación en I+D, centros de investigación tecnológica, parques científico-tecnológicos, empresas y otras asociaciones empresariales.

Otra opción es completar la formación en un país extranjero con buen potencial científico. Esto da la ventaja de aprender los procedimientos en otras zonas del mundo y dotarnos de una red de colaboradores que nos podrá ser muy útil en el futuro.

Hasta hace poco, ésta era casi la única opción disponible ya que la formación disponible sólo estaba destinada a científicos y técnicos de plantilla, y jóvenes predoctorales en formación.

  • Optar a un puesto como funcionario en materia dequimica investigador. La Administració Pública ofrece la posibilidad de optar a una plaza para Personal de Apoyo a la Investigación. Esta denominación abarca varios puestos: auxiliares, ayudantes, Titulados de Grado Medio y Titulados de Grado Superior.
  • Profesor de Universidad o profesor de secundaria. En este último caso ha de completarse la formación con la obtención del Título del CAP, necesario para ejercer la docencia.
  • Entrar a formar parte de una empresa de titularidad pública o privada en empresas relacionadas con el campo de la ciencia.
  • Crear un Spin Off: es la opción para crear una empresas propia por parte de los investigadores o participar en proyectos de autoocupación. En principio, los mismos centros universitarios o de investigación apoyan la creación de este tipo e empresas cuando surge una idea innovadora.

.

Otros contenidos de este reportaje:

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal