Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Formación online: cursos que se adaptan a tu jornada laboral

Mie 23, jun. 2010 - Ana Echeverría - Archivado en: , , , , , ,

onlineQuince años atrás, las opciones de un alumno que no pudiera desplazarse a un centro de estudios eran muy escasas. La UNED si deseaba cursar una carrera universitaria, o centros privados de formación a distancia como CEAC y CCC si se proponía obtener un título de FP, un carné profesional o, simplemente, dar rienda suelta a un hobby. El mérito de estos centros pioneros es enorme: ellos implantaron en España las primeras metodologías de formación a distancia e hicieron todo lo posible por compensar la ausencia física de un profesor. Pero las herramientas de las que disponían eran limitadas: libros y guías de estudio, consultas telefónicas con los docentes y, más adelante, vídeos o material multimedia. Los alumnos permanecían aislados la mayor parte del tiempo, lo que hacía muy ardua su tarea.

En 1995, la UOC revolucionó este panorama con dos titulaciones piloto y 200 estudiantes. Por primera vez en España, se utilizaba Internet para la comunicación alumno-profesor. Era el nacimiento de la formación online.

Desde entonces, infinidad de centros han aplicado la idea y la han llevado, entre todos, mucho más lejos. Hoy en día, la oferta disponible de cursos online en el buscador de Iberestudios asciende a 2273 programas formativos.

Máxima flexibilidad

Si trabajar es una auténtica necesidad para ti, y no únicamente una fuente complementaria de ingresos, como sucede con algunos estudiantes universitarios, es probable que tu jornada se prolongue ocho horas diarias o más. En esas condiciones, a veces se hace difícil asistir a un curso o un máster presencial. Muchas academias ofrecen facilidades: horarios tardíos, intensivos de fin de semana, etc… Si tu horario es regular, el esfuerzo de desplazarse físicamente al centro merece la pena. El cara a cara con el profesor y el resto de compañeros resulta difícil de sustituir. Eso sí, conviene que elijas un centro cercano a tu casa o a tu lugar de trabajo, para perder el menor tiempo posible en desplazamientos.

Pero no todo el mundo disfruta del privilegio de un horario regular. Hay quien trabaja a turnos, quien echa horas extras imprevistas y quien viaja continuamente por razones de negocios. Para todos ellos, el e-learning es una auténtica tabla de salvación, que permite estudiar cuando el profesor duerme, llevarse la clase al avión o al hotel… en definitiva, adaptar el programa a las propias necesidades.

Algunos consejos

No todo vale a la hora de elegir un curso online. Es importante que el centro cuente con experiencia en e-learning y un buen campus virtual, con herramientas de comunicación que permitan un intercambio ágil con profesores y compañeros. Tu curso online:

  • Debe ofrecerte un tutor personal. Sin motivación externa ni un seguimiento individual, la tasa de abandono en e-learning es muy alta.
  • Ha de incluir pruebas de autoevaluación o evaluaciones externas frecuentes. Si no, te será difícil saber qué tal lo llevas y puedes llevarte una sorpresa desagradable en el examen
  • Ha de estructurarse en módulos o etapas, con hitos que deben alcanzarse en momentos definidos. Estudiar a tu ritmo es una cosa, y no avanzar es otra muy distinta.
  • Debe ofrecer bibliografía complementaria. Si tienes poco tiempo, tal vez no puedas leerla durante el curso, pero te resultará muy útil después.
  • Debe fomentar el trabajo en equipo. La formación individualista está condenada a desaparecer. En la vida real, todo lo que aprendas deberás ponerlo en práctica con otras personas. Estudiar desde casa no es una excusa para perderte todo lo que tus compañeros te pueden ofrecer.
  • La tecnología ha de ser un medio, no un fin. Presentaciones, wikis, videoconferencias, vídeos, etc… son muy útiles, pero no deben deslumbrarte. El contenido es lo que importa.

Otros contenidos de este reportaje:

Entrevistas:

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Desde mis inicios he compaginado el periodismo con el marketing. Son géneros y registros muy distintos que, sin embargo, tienen un rasgo en común: la búsqueda de la máxima claridad y sencillez. Moverme en los dos campos y no tener miedo de dar el salto a Internet me ha convertido en una profesional muy flexible. En G+ estoy aquí Ana

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal