Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Formación Ocupacional, trabajo para personas en riesgo de exclusión social

Mie 30, mar. 2011 - Marta Mela - Archivado en: , , , ,

Actualmente la formación ha ocupado un papel imprescindible para luchar contra el desempleo y las malas condiciones laborales de muchos contratos. Los colectivos en riesgo de de exclusión sufren especialmente estas características, por lo que la formación, en ellos, es aun más importante.

La formación ocupacional se convierte, en este contexto en una de las soluciones para la formación y empleo de estos colectivos. Se trata de cursos a través de los cuales los desempleados pueden formarse para acceder a un empleo o promocionarse en un puesto de trabajo.

Estos cursos se imparten en Centros de Formación Ocupacional (CFO), centros colaboradores y empresas. Están financiados por el Fondo Social Europeo y los Departamentos o Consejerías de Trabajo de las Comunidades.

La formación ocupacional va dirigida a personas que estén en edad laboral, a inscritos en el INEM o en las Oficinas de Trabajo de las diferentes Comunidades Autónomas. Para cursarlos no es necesaria una formación previa, aunque a veces se necesiten pasar unas pruebas.

Tipos de Formación Ocupacional

La formación ocupacional se puede clasificar en dos tipos diferentes.

Formación para aprendices, dedicada a jóvenes de 16 a 20 años y que consiste en contratos con empresas que dedican gran atención a formación dentro del trabajo

Formación para parados, después de la cual se accede a un empleo en concreto.

Los cursos de formación ocupacional combinan formación y empleo para que el alumno aprenda un oficio y obtenga una mayor especialización. Esto se consigue basándose en las necesidades reales y concretas con las que los alumnos se encontraran en un futuro en los diferentes oficios.

Una buena oportunidad para encontrar trabajo

Desempleados y también empleados que desean seguir formándose y especializarse en un oficio en concreto encuentran en la formación ocupacional una oportunidad laboral real y efectiva. Ésta no sólo les ofrece formación específica basada en necesidades laborales reales de los diferentes oficios, si no que les acerca a una primera toma de contacto con empresas, lo que favorece su crecimiento profesional y su experiencia en el mundo laboral.

Con formación y experiencia, las personas  que forman parte de colectivos en riesgo de exclusión social tienen más oportunidades de conseguir un empleo. De esta manera se reduce la brecha que separa estos colectivos del resto de la población. O lo que es lo mismo, la inserción laboral de estos colectivos se convierte en una herramienta imprescindible a la hora de  reducir su exclusión social y favorecer la integración a la sociedad.

Formación y exclusión social: estudios y trabajo para la integración en la sociedad

Entrevistamos a los centros:

Jordi Mela, director del Centro de Formación y Prevención: “Es necesario que se dediquen recursos para conseguir que todo el mundo tenga las mismas oportunidades en cualquier ámbito de la sociedad”

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Fotógrafa y periodista. Encuéntrame en G+ aquí: Marta Mela

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal