Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Vocación ¿consagrar mi vida a una sola profesión?

Vie 15, ene. 2016 - Eva Rodriguez - Archivado en: , , ,

Cuando elegimos una carrera se supone que lo hacemos con vista a dedicarnos a esa profesión en el futuro. Es decir, queremos consagrar nuestra vida a una profesión determinada. Y cifras de paro aparte, la intención inicial es esa, ésa debe ser nuestra vocación profesional.

Trabajar de algo significa dedicarle muchas horas al día y por eso tiene que ser algo que nos guste. No pocas veces se han dado casos de personas que estudian una carrera a disgusto y al final, no acaban trabajando de ello porque es algo que no les llena. O trabajan unos años y después lo dejan. Tiempo y dinero perdidos, que podríamos haber aprovechado para hacer algo que realmente nos guste.

¿Qué es la vocación profesional?

La vocación profesional es la atracción que una persona siente hacia una determinada actividad profesional. A veces se manifiesta ya cuando somos niños y otras veces, tarda algunos años más. Hay quien nunca encuentra su vocación o que cuando se da cuenta, piensa que ya es demasiado tarde para ponerse a estudiar de nuevo.

En general, las personas no sólo tienen una vocación, sino varias. Diferentes facetas a las que les gustaría dedicarse de manera profesional. Esta vocación está relacionada con las habilidades específicas de cada persona, pero en ella influyen otros factores como sus posibilidades económicas, su contexto familiar o la influencia de las salidas profesionales.

¿Por qué es tan importante tener en cuenta la vocación?

Una persona que trabaja de lo que le gusta se siente realizada, siente que vale para lo que está haciendo y que con ello beneficia a la sociedad. Cuando tabajamos en algo que nos gusta somos un espejo positivo hacia los demás y hacemos mejor nuestro trabajo. Por eso, al elegir una carrera universitaria es muy importante que la vocación se un factor prioritario a tener en cuenta:

Encontrar tu vocación te ayudará a:

- Llevar una vida laboral de éxito, si te gusta lo que haces te implicarás más, dedicarás más horas a esa tarea y en definitiva serás un profesional mucho más competente.

- Te interesará estar al tanto de todo lo que “se cuece” en tu sector y eso te ayudará a mejorar y a aplicar todos tus nuevos conocimientos, desde la gestión de una empresa a la aplicación de las últimas herramientas de la web 2.0.

- No actuar por inercia, porque no harás tus tareas como algo “sufrido” y mecánico, sino que pondrás alma en tu trabajo, simplemente porque te gusta y ya está!

- Ser una persona feliz, porque estar bien en el trabajo repercutirá en un tu vida personal

Cuando no trabajas en lo que te gusta corres el riesgo de que esa actividad consuma toda tu energía. No tendrás ganas de nada más, simplemente de desconectar tras el trabajo y eso afectará a tu vida personal.

Si hacemos algo a desgana te producirá estrés, te pondrá de mal humor y marginarás el resto de tus facetas vitales. Los psicólogos lo denominan “vacío existencial”, cuando la vida se convierte en algo monótono. No dejes que eso pase.

Estudiar una carrera, busca tu propia vocación

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal