Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Un estudiante de Ingeniería crea un material composite a partir de plumas de pollo

COMPLUMAS, así se llama el proyecto dentro del que se recoge la investigación de Jordi Aymerich, estudiante de Ingeniería Mecánica en la Escuela de Ingeniería de Terrassa. Aymerich lo desarrolló como proyecto final de carrera y ha resultado ser considerado como el mejor proyecto de fin de estudios de Cataluña. La idea es aprovechar los más de cinco toneladas de plumas de pollos que se generan al año para elaborar composite.

Es la primera vez que en España se usan las plumas de pollo para fabricar materiales compuestos. Jordi Aymerich ha experimentado a escala laboratorio, las posibilidades de estos residuos animales mezclándolos con plásticos biodegradables.

La clave de todo es la queratina, el componente principal de las plumas de pollo y que posee buenas cualidades de aislamiento térmico y acústico. Así este estudiante de Ingeniería Mecánica ha aislado este componente de las plumas de los residuos y los ha mezclado con plásticos biodegradables. El material resultante tendría una composición de 25% de plumas y 75% de plástico y se podrían utilizar para desarrollar aplicaciones industriales en sectores como la construcción, la automoción o el empaquetado.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal