Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Trucos para ganar puntos con un seleccionador

Mar 14, feb. 2012 - Alba Blanco - Archivado en: , , ,

¿Has tenido una entrevista de trabajo en las últimas semanas? Si es tu caso, ¿qué tipo de mail de agradecimiento has enviado?

Esta clase de mensajes, aunque parezcan sin importancia, marcan muchas veces la diferencia entre los candidatos que participan en un proceso de selección.

Mail de agradecimiento no es literalmente un mensaje compuesto por una decena de palabras del estilo, “Buenos días, gracias por la entrevista mantenida. Un saludo”, sino que se trata de algo más completo que busca captar la atención del seleccionador y recordarle quién eres como candidato.

Desde Entrenando tu Talento te damos varias pistas y trucos para que aprendas a marcar la diferencia:

1.- Lo primero de todo consiste en tener bien presente que el objetivo de este tipo de mails es doble. Por una parte permitir al seleccionador recordar tu nombre como candidato para el puesto y por otra, que éste “repase” la entrevista que habéis mantenido.

2.- Crea y escribe un mensaje bien estructurado que te permita volver a posicionarte en la mente de la persona que te ha entrevistado.

3.- Transmite por qué estás motivado para trabajar en esa empresa o en la empresa de su cliente.

4.- Resume muy brevemente los temas globales que hayan ido surgiendo durante la entrevista y especialmente aquello en lo que más se haya centrado el reclutador. Es una manera excelente de demostrarle que practicas la escucha activa.

5.- Si te has dado cuenta de que durante la entrevista has olvidado mencionar un logro en tu carrera, una fortaleza o una competencia importantes para el puesto, es aconsejable mencionarlo como una manera de completar lo que estuviste explicando al seleccionador. Esto es especialmente importante si estás seguro de que “ese olvido” aportaría valor a tu candidatura.

6.- No formules en el mensaje, preguntas sobre si has pasado o no los filtros, o sobre si tu candidatura ha sido retenida. No es aconsejable mostrarse como un candidato impaciente ni impulsivo, como tampoco es recomendable que el entrevistador piense que le “estás presionando” con tu mail, sino todo lo contrario; recuerda que se trata de un mail de agradecimiento.

7.- Selecciona las pistas y trucos que mejor se adapten a tu caso. No incluyas todas las pistas anteriores, personaliza el mail y evita que su extensión sea demasiado larga.

Lo importante es reflexionar bien en el mensaje que vas a transmitir y estructurarlo de la manera más atractiva posible para el seleccionador.

¡Mucha suerte!

.

Marta Díaz Barrera

Socia Directora de Impulsando y Entrenando tu Talento

www.entrenandotutalento.com

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal