Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Tips para hacer el curriculum y la entrevista

Jue 27, nov. 2014 - Sandra Bortolotti - Archivado en: , ,

A la hora de encontrar trabajo y antes de la entrevista, el curriculum es lo primero que tenemos que elaborar. Para ello, lo más importante es ser claro y conciso, así como destacar del resto de currículos que se amontonan en la mesa de quien se encarga del proceso de selección.

¿Qué debe incluir el curriculum?

Todo curriculum debe incluir como mínimo algunos aspectos básicos tales como:

•Nombre y Apellidos

•Número de teléfono

•Edad: la fecha de nacimiento obliga a calcular tu edad y los encargado de seleccionar el personal odian perder el tiempo.

•Domicilio (o localidad)

•Correo electrónico: pon el e-mail que usas regularmente o leerás las propuestas de trabajo demasiado tarde para responderlas.

•Idiomas

•Formación básica y especializada: deberás añadir los nombres de los centros de estudios y los años de formación.

•Experiencia profesional: si tu objetivo es conseguir cualquier trabajo, incluye toda tu experiencia (también los puestos que no guardan relación con tu formación principal). También es aconsejable añadir una breve descripción de tus funciones en cada puesto, así como el período de tiempo que estuviste en cada empresa.

•Conocimientos adicionales: programas informáticos, cursos específicos y habilidades.

•Intereses, aficiones y objetivos

Asimismo, ahí van algunas recomendaciones para optimizar tu currículum y evitar los fallos más comunes:

•Errores de ortografía. Un error de ortografía en el currículum puede clasificarte como un auténtico inculto y descartarte como candidato desde un primer momento. ¿Con foto? Este es un tema que siempre genera debate, ya que algunos dicen que es esencial, otros dicen que no. Para aquellos que desean ponerla por favor evitar su IFE, la foto de la fiesta, la de la boda. Eso no da buena impresión.

•Redacción. Debes saber venderte y utilizar un lenguaje llamativo, coherente y formal (tampoco demasiado). Procura redactar con una buena sintaxis y captar la atención del lector.

•Nombre del archivo. Al guardar tu CV, no lo guardes con el nombre currículo.doc. Quienes los evalúan reciben centenares de currículums y muchos otros lo habrán nombrado de esta forma. Así pues, es aconsejable nombrarlo parecido a las siguientes formas: Curriculo_Nombre_Apellido.pdf o Curriculum_NombreApellido.pdf

•Menos paja. Uno de los errores más frecuentes al redactar el currículo es añadir información innecesaria en el él. No cuentes tu vida. Los detalles prescindibles aburrirán al lector y harán que pase al siguiente currículum que tenga en su mesa.

•Creatividad y Diseño. Es lo que te proponemos con las plantillas de currículum para descargar que te proponemos a continuación. Si no eres muy hábil con los programas de diseño, puedes utilizarlos para inspirarte y elaborar tu currículo con Microsoft Word.

•Objetivos. No pongas que esperas entrar en cualquier departamento o área disponible. Sé más específico y expone tus objetivos de forma clara y sintética, apuntando tu especialidad y profesión.

•Envío del currículum. Si mandas tu currículo por correo electrónico no hace falta que redacta una carta formal, pero tampoco es apropiado un simple “Adjunto mi currículum”. Puedes presentarte cordialmente y añadir un breve resumen de tus aptitudes.

En lo referente al formato y diseño del curriculum, en este artículo encontrarás 7 plantillas geniales para descargar gratis. Por otro lado, si los programas como Photoshop o Illustrator no son lo tuyo, puedes inspirarte en estos diseños de todas formas, e intentar ser original y personalizar tu curriculum con un editor de texto básico como Microsoft Word.

¿Cómo superar la entrevista de trabajo?

Antes de la entrevista, intenta investigar todo lo que puedas sobre la empresa y prepara un relato sobre tus aptitudes, experiencia y formación. Lleva contigo el curriculum siempre y apréndetelo casi de memoria; procura llevar la ropa que el puesto y la empresa requieran y llegar unos cinco minutos antes.

Durante la Entrevista

•Crea una buena impresión. Las primeras impresiones son de gran importancia. Muchos empresarios consideran que tras haber visto entrar por la puerta a un candidato, observar la forma de dar la mano y sentarse, son capaces de decidir sobre su valía

Saluda al entrevistador con una fórmula convencional: Buenas tardes Sr. Ruiz

Siéntate derecho/a, ni al borde de la silla (inseguridad), ni repantingado/a (falta de respeto)

No seas el/la primero/a en extender la mano

Saluda con un apretón de manos y sonríe, mirándole a los ojos

No te sientes hasta que te lo digan

No tutees si no te lo indican

Estáte atento/a y simpático/a

Evita ponerte nervioso/a y los gestos que lo indiquen como morderte las uñas, golpear con el boli en la mesa, agitarte en el asiento…

No fumes

No interrumpas

Mira al entrevistador a los ojos, pero sin intimidar

Deja que él tome la iniciativa

No hables demasiado, ni demasiado poco

Cuida tu lenguaje

No peques de agresivo/a ni de sensiblón/a

No te aproximes mucho a él

No pongas los codos encima de la mesa del entrevistador

No cruces los brazos, puede parecer que estás a la defensiva

Si te ofrecen una bebida puedes aceptar pero que no sea alcohólica

Piensa antes de contestar

Responde clara y brevemente

Di siempre la verdad

Si te preguntan sobre ti mismo/a, enfatiza tu formación, experiencia y resultado de tus trabajos

No uses palabras rebuscadas

No respondas con evasivas o dudas, ni con monosílabos

No esperes demasiado tiempo para responder, podría parecer síntoma de distracción

No utilices expresiones tajantes “siempre, nunca”, ni utilices latiguillos “osea”, “este”, “bueno”…

Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques

No hables mal de las empresas en las que has trabajado

No te niegues a responder preguntas: si te preguntan cosas bastante personales, responde que, en tu opinión, ese asunto es irrelevante para deducir tu idoneidad para el puesto al que optas. Dilo con seriedad pero no con agresividad.

Piensa positivamente

No pidas el puesto como si fuera una limosna. Ejemplo: No digas, “acabo de terminar mis estudios y no tengo experiencia profesional” enfocado de otra manera la respuesta correcta sería “estoy disponible para trabajar y dispuesto/a a poner en práctica todos los conocimientos que he adquirido en mis estudios

No digas que necesitas terriblemente el trabajo

No critiques a pasados empresarios

•Haz preguntas sobre las posibilidades de promoción, la empresa o el puesto de trabajo

Expresa tu agradecimiento

Después de la Entrevista

Analiza los resultados, anota puntos fuertes y débiles…ya que puede servirte para una segunda entrevista o para próximas entrevistas en otras empresas.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista productora y consumidora de cultura, a la que llego a través de libros, la pluma, el pincel, Internet y las redes sociales.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal