Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Técnicos en gestión del medio ambiente: trabajar mejorando el entorno.

Lun 26, oct. 2009 - Ana Echeverría - Archivado en: , , , ,

gestion_integrada_medioambienteEl sector del medio ambiente ha creado 2,3 millones de empleos en los últimos años y es uno de los que menos se ha visto afectado por la crisis. Con recesión o sin ella, se prevé que siga creciendo.

Lo más interesante de la gestión del medio ambiente, desde el punto de vista de búsqueda de empleo, es que no se trata de un nicho limitado a las empresas de energías renovables, el reciclaje o los cultivos ecológicos. En absoluto. Desde la implantación de la norma ISO 14000, que regula el impacto medioambiental de todas las empresas, ganarse la vida defendiendo el medio ambiente resulta cada vez más fácil.

Implantación de sistemas de gestión ambiental, realización de auditorías ambientales, análisis del ciclo de vida de los productos… son algunas de las salidas posibles para un buen técnico en gestión del medio ambiente. Una profesión que además cuenta con un fuerte componente vocacional, ya que la aplicación de estas normativas no sólo beneficia a las empresas y a los gobiernos, sino también a los consumidores y al planeta entero.

Mejorando la gestión ambiental de una empresa privada se pueden conseguir dos cosas: ingresar una nómina en la cuenta cada mes y dormir a pierna suelta, satisfechos de realizar un trabajo cuya repercusión social, sin duda, es positiva. El salario medio de un técnico en gestión ambiental con un año de experiencia se sitúa entre los 20.000 y los 24.000 euros al año. La profesión no es demasiado antigua y es difícil rastrear las posibilidades de ascenso a cargos directivos, pero se prevé que la profesión crezca en los próximos años.

Por su parte, no es necesario que la empresa que implanta un sistema de gestión ambiental tenga vocación ecologista. Existen numerosas razones menos desinteresadas para hacerlo:

  • Algunas cuotas de mercado son inaccesibles si no se posee el certificado ISO 14001 o se puede demostrar que se está adherido al Reglamento EMAS.
  • Hay mercados que sí son accesibles, pero las oportunidades se ven claramente mermadas a la hora de competir con multinacionales u grandes compañías que sí han obtenido el certificado ISO 14001 o similares.
  • Las normativas ya no se basan únicamente en ventajas competitivas. Las leyes cada vez son más exigentes en materia de calidad medioambiental. No cumplirlas al pie de la letra expone a la empresa a sanciones e incluso cierres preventivos. Son pérdidas millonarias que pueden prevenirse implantando un sistema de gestión medioambiental y contratando a los técnicos adecuados.
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Desde mis inicios he compaginado el periodismo con el marketing. Son géneros y registros muy distintos que, sin embargo, tienen un rasgo en común: la búsqueda de la máxima claridad y sencillez. Moverme en los dos campos y no tener miedo de dar el salto a Internet me ha convertido en una profesional muy flexible. En G+ estoy aquí Ana

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal