Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Técnicas para memorizar con eficacia

Vie 19, dic. 2014 - Sandra Bortolotti - Archivado en: ,

Para aquellas personas que no tienen una capacidad de retención de primera, en este artículo damos algunas claves para ayudaros a memorizar con eficacia de cara a los exámenes.

tecnicas para memorizar con eficacia

Las distracciones…

Primeramente, debes evitar a toda costa las siguientes distracciones:

1. El ordenador (salvo que esté siendo utilizado para estudiar, obviamente) y el correo electrónico. En el segundo artículo de este especial, Claves que te ayudarán a estudiar, ya hemos mencionado una herramienta para silenciar las distracciones de nuestro ordenador.

2. El teléfono encendido y, con él, todo el bombardeo de WhatsApp y de las redes sociales.

3. El desorden y la escasez de espacio en el escritorio.

4. Estudiar en una habitación de tránsito.

5. La lejanía de los materiales necesarios para estudiar.

6. Una silla incómoda o demasiado cómoda.

7. La televisión familiar con el volumen alto o las conversaciones familiares en voz alta.

8. Cualquier tipo de música (peor será cuanto más conocida y apreciada sea). Aunque en momentos de repaso o que no requieren mucha concentración, puede admitirse.

9. Las irrupciones familiares en la habitación de estudio o el hecho de que haya miembros de la familia haciendo algo atractivo en casa justo al mismo tiempo que el estudiante trabaja.

10. Las discusiones o broncas anteriores al tiempo de estudio.

11. El calor o el frío excesivos.

12. Dedicar los descansos entre sesiones de trabajo al ordenador, la televisión o cualquier actividad que resulte muy absorbente o de gran interés.

La memorización

Cuando hayas despejado todas las distracciones, asegúrate de tener un conocimiento profundo del contenido de estudio, antes de empezar a memorizar, pues de lo contrario, lo olvidarás rápidamente. Básate siempre en tus apuntes, esquemas o resúmenes porque la evocación mental y visual será más productiva justo en el momento de realizar el examen.

En primer lugar, debes procurar proceder a la memorización tras haber elaborado los resúmenes y esquemas (la misma semana, por ejemplo), porque es cuando tendrás la información más fresca y cuando la asimilarás con más eficacia. Para empezar a memorizar, debes leer con detenimiento todo el contenido a estudiar, teniendo en cuenta que deberás asociarlo, relacionarlo y conectarlo entre todas las ideas.

De lo general a lo específico

Memoriza primero las ideas y conceptos más generales, para pasar luego a los detalles y apartados específicos, porque es más fácil entender concreciones cuando se ha captado la idea general. Asimismo, es aconsejable que tengas en cuenta dos cosas:

1. El principio y el final del contenido a estudiar se memorizan mejor. Por lo que deberás tener en cuenta que los temas del medio tienden a olvidarse más.

2. La primera y última sesión de memorización son más efectivas.

¿Cómo memorizar con eficacia?

Por otro lado, a la hora de estudiar, ten en cuenta que la memorización es más efectiva por este orden de métodos:

1. La interactividad es la mejor forma de memorizar, es decir, poner en práctica lo que has estudiado de forma interactiva, por ejemplo, tratando de explicarlo a un público como si fueras un profesor.

2. Tras la interactividad, la mejor forma de memorizar con eficacia es escribiendo o dibujando lo que se estudia.

3. Lo que se ve, es decir, lo que se estudia de forma gráfica.

4. Decirlo en voz alta es el siguiente método que más fomenta la memorización.

5. La lectura es el principal método de memorización, que sin embargo, es el que menos favorece la retención.

No dudes en garabatear, dibujar o decir en voz alta –a modo de improvisación– todo lo que estás memorizando. Tras cada sesión de memorización, echa un vistazo al libro de texto para comprobar que no has asimilado ningún error.

Cada uno tiene sus reglas mnemotécnicas. Por ejemplo, hay estudiantes que graban con el móvil lo que van leyendo y luego lo escuchan cuando se desplazan o mientras hacen otras cosas. Asimismo, te aconsejamos que no emplees más de una hora seguida en memorizar contenidos, ya que se trata de una tarea que produce mucha fatiga y cansancio.

Finalmente, recuerda que cualquier preocupación es fatal para la memorización y que cualquier interferencia que acuda a tu mente cuando esté memorizando, puedes apuntarla en un bloc de notas, para expulsarlo de tu mente y acordarte de revisar ese asunto en otro momento.

Recuerda que tras la memorización conviene un buen repaso –un tema que tratamos en el siguiente artículo de este especial– y que la mejor manera de mejorar la memoria es practicándola a menudo con procesos de memorización constantes.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista productora y consumidora de cultura, a la que llego a través de libros, la pluma, el pincel, Internet y las redes sociales.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal