Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Ser autónomo, una salida en tiempos de crisis

El paro en nuestro país está rozando los cinco millones de personas. Las cifras no engañan y la situación, según los expertos, no parece que vaya a mejorar en breve. Aún así, hay que trabajar y muchas personas que llevan tiempo buscando empleo y no lo encuentran, cada vez tienen más en cuenta una salida: hacerse autónomo.

De hecho muchas personas que se encuentran en situación de desempleo deciden capitalizar el paro, esto es, recibir toda la prestación de una vez por adelantado. Aunque pueda parecer lo contrario, muchos expertos y autónomos recomiendan hacer el paso, siempre que se haya encontrado un nicho laboral sin explotar y se tenga una idea muy clara de hacia donde debe ir la empresa.

Pasos para ser autónomo

Si estás pensando en hacerte autónomo y no sabes qué pasos tienes que seguir para realizarlo, te los detallamos a continuación.

Todas las personas que quieran darse de alta como autónomos deberán realizar estos tres pasos:

-         Darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Se trata de un tributo de carácter local, que grava el ejercicio de actividades empresariales, profesionales o artísticas.

-         Alta en el censo de Hacienda. La declaración censal se realiza siempre que se ponga en marcha una empresa, pero también cuando se modifique o bien cese su actividad.

-         Alta en la Seguridad Social. Para formar parte de los trabajadores por cuenta propia deberás darte de alta en el Régimen de Autónomos de la Seguridad Social.

-         Libro de Visita. Es donde los Inspectores de Trabajo anotan las diligencias que practican. Es obligatorio conservar el libro a lo largo de cinco años.

Los autónomos que tengan un local propio además deberán tener en cuenta estos dos requerimientos.

-         Licencia de Apertura de Actividades e Instalaciones. Este documento lo que hace es acreditar la adecuación de las instalaciones a la normativa urbanística vigente y a la reglamentación técnica pertinente.

-         Licencia de Obras. Cuando necesites hacer reformas en tu establecimiento, te será requerida.

Si eres autónomo y tienes empleados deberás realizar los siguientes pasos.

-         Inscripción de la empresa en la Seguridad Social (número de patronal). Se ha de rellenar un formulario y elegir una mutua en caso de accidente. Este procedimiento es necesario si es la primera vez que contratas a un trabajador. Si posteriormente se contratan a más no es necesario.

-         Afiliación y alta de los trabajadores contratados. Se realiza si la persona contratada no ha trabajado nunca. Si ya lo ha hecho o bien tiene número en la Seguridad Social (muchos institutos realizan este trámite a sus alumnos) no será necesario.

La burocracia para conseguir convertirse en autónomos muchas veces no es fácil. Aún así, corremos el riesgo de relajarnos una vez ya nos hemos convertido en nuestro propio jefe. Una de las maneras de no perder ritmo, tanto si hace poco que somos autónomos como si llevamos varios años en el cargo, es ir actualizándose con cursos de formación para autónomos.

Cursos de formación para autónomos, ¿vale la pena?

Definitivamente sí, realizar estos cursos tiene numerosas ventajas. Desde Iberestudios destacaremos cinco.

-         Conseguir una mejor empresa, más competitiva y al día. No nos imaginamos a un maquillador con 20 años de experiencia que maquille al estilo de los años 80, ¿verdad? Pues este símil es aplicable a todas las profesiones. Profesionales al día es sinónimo de calidad.

-         Al ser autónomo se necesitan más competencias que las directamente relacionadas con la profesión. Los cursos de especialización están muy bien pero se necesita dominar otras competencias derivadas de la gestión de una empresa, como contabilidad o gestión empresarial.

-        Se consigue un abanico más amplio de clientes. Si ampliamos la formación y tocamos más palos en nuestra profesión será más difícil perder clientes.

-         Es una apuesta por el valor añadido, así se diferencia de la competencia y se convierte en única. No habrá competidor que nos pueda quitar clientes porque estemos desactualizados y, además, destacaremos por encima de las empresas o profesionales del sector.

-         Se abren nuevas posibilidades de mercado. A veces realizar cursos de formación de ámbitos relacionados con nuestra profesión pero que no habíamos tocado nos puede proporcionar nuevas oportunidades.

Además cabe destacar que las personas que son autónomas pueden realizar cursos de Formación Continua subvencionados. Además también pueden formar parte del Plan de Actividades Preventivas, que se dedica a la prevención de riesgos laborales.

Existe un curso para cada uno de los autónomos. Desde cursos especializados a de reciclaje pasando por los de ampliación de contenidos. Además muchos de ellos cuentan con ventajas para trabajadores por cuenta propia, además de haber numerosos que son gratuitos.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal