Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Saber escuchar: la base de toda buena comunicación

Vie 03, ene. 2014 - Alba Blanco - Archivado en: ,

Para llegar a ser un gran comunicador, primero de todo tenemos que ser unos grandes oyentes. El éxito de la comunicación, principalmente se basa en saber escuchar  y mantener una actitud de empatía con nuestro interlocutor. Una buena comunicación puede ser una ventaja en muchas situaciones: establecer dialogo en un grupo, en nuestra vida profesional, en nuestra vida privada, etcétera.

En este post detallaremos como saber escuchar. Tenemos que tener claro, que saber escuchar no es oír, sino que es, prestar atención a la información que oralmente nos están aportando.

Aunque en teoría parece fácil saber escuchar, la verdad que este tema causa bastantes conflictos. Estos conflictos normalmente se producen en las empresas. No saber escuchar puede debilitar las relaciones cliente-empresa o jefe-empleado. Esto puede afectar gravemente al funcionamiento y productividad de la empresa y ocasionar pérdidas. Un buen líder tiene que saber expresarse, pero sobretodo tiene que saber escuchar. (Ver programa en Liderazgo Empresarial)

¿Cómo saber escuchar?

En este artículo os detallaremos los factores más importantes a tener en cuenta, si queremos saber escuchar:

-       Pon interés en la conversación

Todos tenemos nuestra propia opinión en una conversación. Saber escuchar implica tener la mente abierta hacia posibles opiniones y puntos de vista. Si mostramos interés por lo que escuchamos, el interlocutor, se sentirá más a gusto con nuestra presencia.

-       No pierdas la atención

Saber escuchar es prestar atención. Tenemos que centrarnos en nuestro interlocutor y no dejar escapar ni una palabra.

-       No interrumpas

Interrumpir es un hecho desagradable. A consecuencia de una interrupción, podemos romper el hilo de la conversación. Si queremos debatir alguna opinión de nuestro interlocutor o no estamos de acuerdo en alguna cosa, lo mejor es esperar a que este acabe de hablar.

-       Ser paciente

Nuestro interlocutor no siempre nos aportará ideas interesantes. Tenemos que saber escuchar las cosas buenas y las cosas malas. Tener paciencia y esperar que acabe de hablar para rebatirle.

Las discusiones no llegan a ningún lado.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal