Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Robots con vida propia: trabajar con inteligencia artificial

Mie 29, jun. 2011 - Eva Rodriguez - Archivado en: , , , ,

¿Recuerdas ese tipo de películas en las que los robots son como personas y tienen vida propia? Pues la realidad ya no se aleja tanto de esa ficción. El campo de la robótica ha evolucionado muchísimo y los robots con inteligencia artificial ya son una realidad.

Estas máquinas no sólo están sustituyendo al hombre en algunas actividades, sino que se utilizan en situaciones de peligro o en actividades que el ser humano no es capaz de realizar. Por eso proliferarán a corto plazo el número de profesionales y especialidades que den soporte.

Hoy en día la robótica ya se aplica tanto en áreas puramente tecnológicas, como la domótica o la ingeniería, como a áreas más relacionadas con la salud y el bienestar o el Medio Ambiente. Existe ya una gran variedad de cursos y masters de robótica que imparten enseñanzas especializadas en cada campo.

La robótica-humana. Los robots dentro del ser humano

Lo interesante de los robots es que no sólo pueden ser objetos independientes sino que también se pueden incorporar al cuerpo humano. Es el caso de las prótesis en personas que pierden un brazo o una pierna.

La ciencia robótica ha desarrollado muchísimo la calidad y la eficacia de las prótesis, que cada vez se adaptan mejor a las funciones de un órgano humano real. Incluso ya se han hecho exxperimentos de prótesis que funcionan gracias al propio cerebro del paciente, que les ordena realizar acciones determinadas.

Mientras que la mayoría de las prótesis actuales permiten hacer movimientos muy limitados, se están empezando a desarrollar prototipos en los que el propio paciente puede controlarlas de igual manera que controla el resto de sus órganos naturales.

La domótica, robots para un hogar inteligente

La Domótica integra las nuevas tecnologías en la automatización de una vivienda. Desde el ahorro energético, a la seguridad o la accesibilidad, la domótica crea hogares inteligentes a través de redes interiores y exteriores de comunicación. La domótica trata de construir hogares inteligentes que a pesar de necesitar una inversión inicial mayor, se amortizan rápidamente. ¿Pero qué hace realmente un hogar inteligente?

Un hogar eficiente: integrar sistemas de energía geotérmica y solar para tener un hogar más respetuoso con el medio Ambiente. Así

llevaremos una vida más sostenible y menos dañina con el entorno.

Un hogar accesible: facilita la vida a aquellas personas con dificultades de movilidad y les permiten ser más autosuficientes.

Un hogar seguro: los hogares inteligentes pueden incluir programas de seguridad y alarmas que protejan nuestras pertenencias. Una de las cosas más interesantes de un hogar digital es que permiten simular la presencia de personas cuando la casa está desocupada, para alejar a los ladrones: encendido y apagado de luces, apertura de las persianas, etc. También permiten detectar incendios, escapes de gas o inundaciones.

Gestión programada de la electricidad: permite la desconexión automática de equipos, derivar el consumo de aparatos a aquellas horas que sean menos costosas, accionar la electricidad mediente comandos de voz, etc.

Regulación de la luminosidad: permite integrar sistemas de apagado general de la luz y regularla en función de la luminosidad natural del ambiente.

La comunicación: gracias a la fribra óptica, los hogares inteligente permiten integrar señales de televisión en alta definición, banda ancha de Internet o el control inalámbrico de las comunicaciones.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal