Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Retos y funciones del profesor 2.0 en la era tecnológica y digital

Sab 09, feb. 2013 - Alba Blanco - Archivado en: , , , , ,

Con la introducción de las nuevas tecnologías, la enseñanza clásica ha dado un vuelco de tal modo que casi podríamos hablar de una completa transformación del modelo educativo. Tanto es así, que hasta el rol del profesor  se ha visto afectado. Las nuevas tecnologías de formación e-learning se caracterizan por ofrecer al alumno recursos e información de todo tipo para poder aprender, por lo que el tutor pierde su función en el proceso de formación. Aún así, eso no significa que no tenga un papel importante en el proceso de aprendizaje. Aparte del tradicional rol de profesor, el docente desempeñará otro tipo de papel. ¿Cuáles son esos retos y funciones que lleva a cabo?

En primer lugar, el tutor de e-learning es consultor de información. Tiene que buscar los datos y los recursos para la formación, así como estar pendiente de la demanda de información adicional que piden los alumnos. El docente ya no es la fuente de información, sino el encargado de facilitar la información.

El tutor debe ser guía en el  proceso de aprendizaje. El hecho de que el alumno se vea en solitario durante la formación, le puede provocar un cierto desamparo. El formador es el único que puede guiar y aconsejar al alumno sobre qué camino tomar para conseguir los objetivos formativos.

Entre sus funciones y retos, también encontramos la motivación. El profesor 2.0 debe ser capaz de motivar a los alumnos y fomentar su participación. De hecho, uno de los problemas de la formación virtual es que puede dificultar la socialización de los alumnos. Por eso, es bueno que el tutor intervenga y promueva la cohesión del grupo animando a los estudiantes a compartir información y participar en la discusión de la misma, para que se favorezca el aprendizaje de forma conjunta y se evite el aislamiento de los alumnos.

Durante todo el proceso de aprendizaje, el profesor 2.0 tendrá que diseñar y adaptar los contenidos de sus propios cursos para adecuarlos al entorno virtual. El método de aprendizaje y la planificación  del curso serán determinantes para que el alumno pueda avanzar por sí mismo. Pero para poder desarrollar sus propios cursos deberá estar dispuesto a aprender cada día. Los cambios en la red son constantes, no se paran por nada ni por nadie, por lo que es necesario que conozca y sepa manejar correctamente los nuevos programas y aplicaciones que vayan surgiendo.

De este modo, vemos que un docente de formación e-learning, no pierde su importancia, sino que es y sigue siendo un factor clave para el éxito en el proceso de formación.

Si queréis  más información acerca del rol del docente 2.0, os recomendamos este vídeo. Se trata de un extracto de la conferencia  inaugural “Aprendizaje social y abierto en la escuela 2.0 a cargo de Dolors Reig, en el II Congreso Escuela 2.0 celebrado durante el mes de abril del año pasado.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal