Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Reportaje Escuelas de Negocios-Estado de la cuestión año 2000

Lun 25, feb. 2008 - Alba Blanco - Archivado en: , ,

Existe un antes y un después de Internet en la formación para directivos. ¿Cómo ha cambiado o cómo está cambiando el panorama? ¿Cómo está afrontando el reto la Escuela Virtual de Empresa de la formación On line? En España no me atrevería a decir que haya un antes y un después, puesto que nos encontramos en los inicios.  Sí me atrevería a decir que han aparecido dos modelos distintos para afrontar el reto; por un lado, encontramos los que se aventuran a hablar de formación on-line cuando disponen de un Campus Virtual que integra diferentes herramientas de Internet (correo, forum, etc.) pero no se preocupan de realizar actividades académicas dirigidas por expertos en las que se fomente el trabajo en equipo. Simplemente se exportan modelos de formación a distancia tradicional y se añade la posibilidad de realizar las consultas al profesor por correo electrónico; y por otro lado, podemos hablar de otras ofertas (la de EVE pertenecería a este grupo) que además de poner al servicio de los alumnos un Campus Virtual, publica el material didáctico en web y potencia el uso de la red para realizar diferentes actividades, tanto en grupo como individualmente. Además, en la EVE reforzamos el aprendizaje con el chat: los alumnos tienen unos días para preparar un tema y se conectan con otros compañeros en un horario determinado para debatir sobre el mismo, un tutor especializado se encarga de moderar y orientar la discusión. Hemos de añadir que esta segunda opción puede presentar variantes, aunque actualmente son pocos los que realmente sacan una ventaja competitiva real con respecto a otros modelos de formación a distancia tradicional. Para la EVE la formación on-line no supone ningún reto en sí misma, la entendemos como un vehículo potente y eficaz para acercar la formación al profesional de empresa. Eso sí, el hecho de ser precursores representa nuestro reto más importante en este caso, pero también una responsabilidad.

¿Cómo está afectando a las Escuelas de Negocios la creciente oferta virtual de otros centros de formación, tanto públicos como privados, que han comenzado a impartir cursos y master para directivos? Cuando te inscribes a un curso te preocupas por informarte de algunos aspectos importantes:

  • Programa de contenidos
  • Profesorado
  • Entidad que expide la titulación
  • Experiencia y reconocimiento del centro de formación.

Sin duda para mantenerse hay que cubrir sobradamente con estos requisitos mostrando un nivel alto en cada uno de ello. Parece estar de moda la Formación on-line, pero el mercado ya se encargará de seleccionar y tamizar esta oferta. Desgraciadamente en este momento nos encontramos muy solos tirando de un mercado que todavía es muy inmaduro. A nuestro entender la entrada de otro agente que ayudase a tirar del mercado, sin ir mas lejos podemos poner el ejemplo de las telecomunicaciones, beneficiaría al sector. Internet no tiene fronteras ¿De qué manera puede afectar a los centros de formación de españoles la competencia transnacional de Escuelas o Universidades ubicadas en otros países? En estos momentos la oferta on-line proveniente de otros países es en habla inglesa principalmente y, aunque ya comienza a aparecer alguna experiencia en América Latina, las titulaciones españolas siguen gozando de mayor prestigio; es más personalmente creo que la oportunidad es nuestra en este caso. Sin embargo, no tardarán en traducir sus cursos otras instituciones de prestigio con experiencia (en inglés), y éstas sí son un punto de referencia por adelantarnos por experiencia en algunos casos. Los datos son abrumadores: se calcula que en el 2005 la formación virtual representará el 60 por 100 de la enseñanza empresarial.

¿Están preparadas las Escuelas de Negocio para hacer frente a este reto? Desde nuestro punto de vista estas estadísticas no se cumplirán. Siempre hay que tener en cuenta el balance apropiado entre la formación on-line y la formación presencial, y esto es algo que el profesional de empresa es completamente consciente. No podemos pretender sustituir un modelo de aprendizaje como es el presencial en tan corto espacio de tiempo, y la mayoría de escuelas de negocios lo saben, y este es uno de los principales motivos de su pasiva orientación hacia este tipo de formación. Es posible que traten de reaccionar, como ya ha ocurrido con otros modelos de negocio en la red, pero para algunos será demasiado tarde o se encontrarán cada vez más barreras de entrada. La mayoría de escuelas de negocios importantes de nuestro país todavía no han adoptado ninguna medida, su bonanza económica también puede ser uno de los motivos. Cierto es que algunas de ellas se encuentran en diferentes fases piloto con alguno de sus programas formativos presenciales. Pero de aquí a tener una oferta formativa completa y a pensar en la formación on-line como otra línea de negocio existe una gran diferencia. Podríamos pensar que realizando una fuerte inversión podríamos trasladar cursos presenciales a la modalidad a distancia, sin embargo no es tan sencillo, ya no se trata de medios económicos, en el mercado actualmente no hay un gran número de profesionales con experiencia en el sector y, a mi entender, ese es el principal escollo.

¿La formación virtual sirve de apoyo o más bien de competencia a los métodos de enseñanza tradicional? Si bien la formación virtual puede representar competencia, en ningún momento es excluyente de otros sistemas. Sin ir más lejos el MBA-d integra algunas fases presenciales en su desarrollo. No olvidemos que hay algunos aspectos como son el desarrollo de habilidades que es difícil adquirirlos a distancia. Por otro lado, pensemos en evaluaciones de la formación presencial o en mantenimiento de servicios a exalumnos, etc. Decididamente las diferentes modalidades son complementarias.

¿Qué ventajas y qué inconvenientes ofrece Internet a las Escuelas de Negocio? Una amplia oferta que busca apoyar a las diferentes áreas funcionales de la empresa, mediante un modelo que es adaptable a la disponibilidad de tiempo del profesional. Valor añadido posterior a la formación a través de servicios y comunidades de colaboración y una gran base de datos de información y fondo documental.

¿Cuál es la oferta de cara a empresas y directivos que tiene su centro? Escuela Virtual de Empresa diferencia claramente lo que es el servicio destinado para el profesional y directivo de empresa del destinado para las organizaciones. A las organizaciones les ayudamos en todo el proceso de implantación de la formación on-line. Nuestro misión es servir a las organizaciones e instituciones como centro de investigación, consultoría y formación en aspectos que incluyen el cómo, cuando y dónde utilizar la formación virtual… El problema de muchas empresas en la actualidad es conocer las grandes posibilidades que puede ofrecer la formación on-line para la mejora del rendimiento de su organización. Nuestros servicios se orientan tanto en procesos estratégicos como puede ser medir el posible impacto de la formación on-line en la organización o desarrollo de modelos estratégicos para integrar la formación virtual como modelo de negocio. Por otra parte, y más centrado en consultoría también ayudamos a las organizaciones a eliminar las barreras culturales que supone formar a la gente on-line. Principalmente también integramos nuestra oferta formativa en abierto en las Intranets de las compañías. Incluso ayudamos en el diseño de ciertos programas o masters específicos para las empresas. Otro de los servicios ofrecidos es la creación de comunidades virtuales.

No solo la formación tiene que formar parte de esta revolución. La creación de espacios de conocimiento entre los empleados supone un gran avance. En este momento este modelo de colaboración también se esta extrapolando con, sobre todo, portales verticales orientados a empresas o profesionales en Internet.

¿Qué tipo de cursos/seminarios virtuales son los más demandados? En primer lugar el Master en E-Business que comenzará su primera edición en Febrero de 2001 como es de suponer es uno de los cursos que mayor demanda de información esta generando. Este será el Primer Master en E-business por competencias del mundo de habla hispana y esperamos que tenga una gran aceptación. Por otro lado nuestro programa más emblemático es el MBA-d que este año cumple ya su 4ª promoción. Es un producto que ya esta consolidado en el mercado y que cuenta con el aval de cuatro universidades, además esta año hemos adaptado el programa para profesionales sin titulación creando el Executive que también esta teniendo una muy buena aceptación. Por otro lado habría que destacar la oferta formativa en el área de RRHH con 5 programas superiores y master y el primer Master en Economía Social y Dirección de Entidades sin Ánimo de Lucro MES de preparado en colaboración con el IMSERSO la UB y el Grupo Cies.

¿De qué manera se está beneficiando la empresa con la formación on-line? La formación on-line en las organizaciones se hace especialmente relevante cuando las necesidades de formar al personal de la empresa cambian. Actualmente esta norma se cumple: existe un incremento en los costes de formación debido a los desplazamientos, la dispersión geográfica de las oficinas es el principal motivo. Por otra parte con motivo de la reducción del tiempo de los ciclos de vida de los productos se hace necesario formar a los empleados constantemente. Los empleados necesitan un acceso a la información y formación que necesitan para mejorar su trabajo, cuándo y dónde la necesiten: vamos hacia una formación just-in-time. La formación on-line permite una mayor implicación del empleado. Incrementan su motivación y genera un aumento en la retención de lo aprendido y una reducción en los niveles de distracción. La reducción considerable del tiempo que es necesario invertir en la formación, tanto por parte del alumno como, por supuesto, parte del instructor y la consecuente disminución de costes que implica. Diversos estudios sugieren una reducción del 40% de tiempo y del 30% de costes respecto a la formación tradicional, consiguiendo un 30% más de aprendizaje. Una gran ventaja que supone la formación on-line para las organizaciones es la gran flexibilidad en la evaluación. El propio sistema puede evaluar, previamente a la presentación del curso, a cada alumno en particular, para saber en qué nivel de conocimientos se encuentra cada persona y poder así adaptar la formación más adecuadamente según sus competencias. En el transcurso del curso los evaluadores pueden tener absoluto control gracias a la tecnología sobre el avance del alumno y así poder comprobar la efectividad de la formación.

¿Qué metodología se está aplicando a la hora de impartir los cursos/seminarios virtuales? ¿En qué varía con respecto a la enseñanza tradicional? A nivel general, la formación en cualquier ámbito, mantiene unas características concretas basadas en los objetivos de aprendizaje y los destinatarios del propio aprendizaje. No existe una metodología única para los procesos de formación, ni presenciales ni a distancia. En nuestro caso, en la EVE, trabajamos metodologías concretas adaptadas a cada curso y al perfil de los alumnos de los mismos. Esto implica que posiblemente un curso de corta duración mantendrá una metodología de trabajo y aprendizaje muy diferente a un curso de postrado o un master. Trabajamos pensando en un aprendizaje colaborativo y en equipo, donde los materiales formativos son herramientas de estudio, consulta y lectura, pero donde el trabajo con el tutor y los compañeros es esencial. Potenciamos las actividades que implican una acción por parte del alumno y especialmente una comunicación y un intercambio con el grupo. Y dirigimos la atención a la guía y orientación del alumno a lo largo del curso, y muy especialmente a la aplicabilidad de los aprendizajes conseguidos en el propio entorno laboral. Muy a grandes rasgos aprendemos a pensar que a diferencia de la enseñanza tradicional, en la EVE nos damos cuenta de que el saber, el poder, la información ya no están en manos del educador sino del propio alumno o del grupo. Nuestro papel es crear el entorno y las herramientas que faciliten al alumno su adquisición de conocimiento; unos materiales diseñados a medida (textuales, hypertextuales o hypermediales); un tutor que es guía y orientador del aprendizaje y también es dinamizador de actividades en equipo; y un equipo de alumnos con necesidades concretas de aprendizaje y perfiles determinados a los que ayudamos en su desarrollo profesional.

Si el material presencial es de por sí escaso y difícil de preparar, ¿cuál es la situación en la formación on line? En la formación online, es más operativo el mantenimiento y la renovación de materiales. Pero a la vez es más necesaria esta renovación y de forma más continuada. El problema no recae tanto en la búsqueda de materiales de calidad como en el diseño y creación de materiales a medida de los usuarios de nuestro campus. Cada contenido, cada objetivo de aprendizaje y cada perfil de alumno requiere un tipo de material u otro. Si queremos que el alumno aprenda habilidades o destrezas, por ejemplo en la toma de decisiones, necesitamos crear simulaciones. Si deseamos que el alumno adquiera los conceptos básicos sobre cualquier tema, necesitamos diseñar la información que se le dará en un forma adecuado, ya sea textual o hypermedial, y debemos crear actividades que favorezcan el aprendizaje, con ejercicios prácticos y búsqueda de información. La importancia de los materiales formativos en un campus virtual, implica a la calidad de la información, pero especialmente al uso que se haga de ella. Como se presentan los materiales al alumno y como van a ser usados a lo largo del curso.

¿Leemos una pantalla o aprendemos trabajando?¿Existen suficientes propuestas virtuales para directivos en el mercado? Si no las hay, ¿cuáles son las carencias? ¿Qué tipo de formación virtual es la más demandada? ¿Rara quién es recomendable la formación virtual? No hay suficiente oferta por diferentes motivos, aunque el principal es:- La falta de experiencia en el desarrollo de programas on-line. También cabe añadir hasta el momento no había demasiado interés por esta modalidad (mercado poco maduro). Probablemente sea el campo relacionado con el E-Business, e-commerce, marketing digital, recursos humanos y la administración de empresas sobre los que más cursos se solicitan. La formación on-line es recomendable para cualquier persona que quiera fomentar su desarrollo personal y profesional . Si bien es cierto que es aún más útil para aquellas personas con poca disponibilidad de tiempo o con problemas para desplazarse hasta un centro de formación presencial. No hemos de pensar en formación on-line como una alternativa a otros métodos de formación, sino como una opción más de adquisición de conocimiento cuya modalidad facilita adaptarse al ritmo de aprendizaje de cada uno.

¿Cuál es el perfil del directivo que recurre a la formación on-line, en qué se diferencia del que opta por la formación presencial? No existen demasiadas diferencias, si bien los directivos que toman un curso on-line acostumbran a ser personas habituadas al uso del PC, acostumbradas a navegar por Internet y si hay un perfil que se repite con mayor asiduidad es el de ingeniero, probablemente por el medio utilizado junto con un perfil muy similar al que ofrecen los datos facilitados por EGM en sus estudios de audiencia de Internet (líder de opinión, abierto ante el cambio…)

¿Qué inversiones y qué tecnología es necesaria para amoldarse a la formación virtual? Prácticamente nula, dado que el profesional de empresa ya dispone de un ordenador conectado a Internet, mientras que el software a utilizar siempre se facilita previamente. Incluso se da a los alumnos una conexión gratuita a Internet, no sólo durante el tiempo que dura el curso que realiza, sino incluso algunos meses más tarde. Además si no se quiere realizar una inversión en un activo fijo, facilitamos ofertas de distintos distribuidores que les podrían permitir alquilar un equipo durante la duración del programa. También es cierto que si bien hoy en día las líneas telefónicas presentan una limitación, lo cual nos impide utilizar la videoconferencia, seguro que a corto plazo la estaremos implementando, pero en este caso lo único necesario sería una cámara digital que hoy en día esta al alcance de cualquiera.

¿De qué manera está siendo recogido en los programas de las escuelas de negocios el boom de Internet y el desarrollo del comercio electrónico? ¿Hay cursos, masters especializados? ¿Cuáles son sus características, duración y precio? Es evidente que en este momento existe un gran desconocimiento de este nuevo canal de comunicación y distribución y que a demás se desarrollo a un ritmo vertiginoso. En nuestra escuela nos hemos hecho eco de esta gran demanda y, además, como no podía ser menos, no se podía entender una escuela pionera a través de Internet sin un programa en E-Business que tratase la nueva economía y en febrero comenzará la primera promoción del primer Master en E-business por competencias on-line en castellano del mundo. Este Master, por supuesto, tendrá un contenido absolutamente rigurosa y actualizado, en este aspecto partimos con ventaja sobre el resto de escuelas de negocios, porque nuestra capacidad de reacción en cuanto a actualización de contenidos es mucho mayor gracias a nuestra flexibilidad. Pero el verdadero objetivo de este master, además de facilitar a los alumnos una formación de calidad y una serie de experiencias on-line, es la educarles para ser capaces de mantener estos conocimientos al día por si mismos. El campus virtual de la EVE será el entorno que facilite este intercambio de conocimiento.

¿Cuáles son las diferencias fundamentales entre un curso/seminario online y otro presencial? ¿Qué ventajas y qué inconvenientes tiene cada uno? Las diferencias básicamente conciernen a la metodología, más que al contenido. Si bien en formación presencial destacaría el aspecto del contacto físico (aún nos gusta estrechar la mano y tomar un café con nuestros compañeros), aunque a través de un Campus Virtual también podemos conocer otras personas y trabajar en equipo. En cambio, las ventajas principales en el caso de la formación on-line son el ahorro en tiempo y dinero en la ausencia desplazamiento, la atemporalidad en la participación de los diferentes alumnos (flexibilidad horaria) y la adquisición de un material didáctico de gran calidad que después se puede usar como guía de consulta. Se dice que los cursos/ seminarios on-line tienen un coste más reducido que los presenciales ¿Es cierto? Si hay alguna diferencia no suele ser significativa, siempre y cuando se trate de un curso de calidad, ya que la ausencia de coste de aulas se compensa con un mayor gasto en el diseño y elaboración del contenido, además, Los costes de profesorado son mayores en la formación a distancia, ya que por un lado se contratan para aportar su conocimiento y por otro se necesitan para el seguimiento de los alumnos y el desarrollo de actividades.

En cuanto a la duración: ¿Son más largos o más cortos que los presenciales? La duración ha de ser la misma en cuanto a horas lectivas, si bien es cierto que existe una variación dependiendo del interés, capacidad y conocimientos previos de los alumnos. Las claves para una buena formación on-line continúan siendo las mismas que en la formación presencial:

  • Contenido de calidad y actualidad
  • Participación de profesorado de reconocido prestigio
  • Fomento de actividades que faciliten la participación
  • Practicidad en el desarrollo del curso
  • Aplicabilidad de los conocimientos adquiridos.
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal