Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Cómo redactar contenido e-Learning?

Vie 14, mar. 2014 - Alba Blanco - Archivado en: ,

Si queremos redactar contenido para un plataforma LMS o cualquier otra plataforma de e-Learning, tenemos que pensar que no es lo mismo leer un libro que leer en una pantalla. Por esta razón, tenemos que adaptar el contenido a una serie de factores para que éstos sean asumibles para los alumnos.

Los consejos que se darán en este artículo, van dirigidos a  todas aquellas personas que generan contenido e-Learning o redactan contenido web en general.

Sin jergas ni tecnicismos

Antes de precipitarnos a escribir debemos tener presente que no todos nuestros futuros alumnos van a tener el mismo grado de conocimientos. Por eso, vamos intentar ahorrarnos los tecnicismos, o aquellas palabras que consideremos que son demasiado técnicas para el nivel del curso en cuestión.

Usa palabras comunes

Muchas veces cuando escribimos intentamos redactar un contenido demasiado literario, utilizando verbos o expresiones poco comunes. Ésto puede provocar la confusión de los alumnos y por consecuencia el abandono de la lectura.

Tenemos que expresarnos con un lenguaje sencillo y directo, sin entrar en coloquialismos ni vulgarismos. Nuestro objetivo es que el alumno comprenda lo que le queremos transmitir.

Evita el uso de demasiadas abreviaturas

Las abreviaturas y los acrónimos pueden provocar la distracción del lector y en el peor de los caso la interrupción total de la lectura.

Tenemos que incluir las palabras enteras e intentar usar las mínimas abreviaciones (siempre que se pueda). Si tenemos la necesidad de usar acrónimos o abreviaciones detallaremos su significado en una leyenda que irá adjuntada al texto. De esta forma los alumnos no tendrán la necesidad de abandonar la lectura del texto para buscar significados.

Destaca las principales ideas

Cuando escribimos un texto, la idea principal puede verse camuflada en el contenido, pues visualmente es todo igual. Por esta razón, tenemos que utilizar el texto como complemento a algún formato multimedia como vídeos, fotografías, infografías…

Aún así tenemos que intentar centrar cada idea principal en un párrafo independiente. También podemos utilizar variaciones en la tipografía para resaltar el contenido más importante (mayúsculas, negrita, cursiva…)

Cuidado con el exceso de contenido

La redacción web no necesita que integremos la misma cantidad de contenido que en la redacción en papel. Los textos demasiados largos, con demasiado contenido, pueden desviar la perdida de atención de los alumnos.

Escribiremos sólo aquello que queremos decir, recortando todo aquello que sobre del contenido para conseguir ser directos y evitar que el alumno se aburra.

Éstos son sólo algunos de los principales consejos para conseguir redactar contenido web de calidad. Siguiendo estos puntos, llegaremos a transmitir nuestro conocimiento a los alumnos de una forma óptima.

¿Te ha gustado este artículo? Síguenos en nuestras Redes Sociales (Facebook, Twitter, Google Plus) y deja tu comentario.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal