Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Planificación y actitud proactiva

Jue 27, nov. 2014 - Sandra Bortolotti - Archivado en: ,

Infografia_Especial_Planificación

Pese a la difícil situación laboral que se vive en España, tienes que saber que sin una buena planificación y sin una actitud positiva es imposible encontrar trabajo. A continuación ofrecemos una guía de cómo planificar tú búsqueda. Recuerda ser proactivo y comprométete contigo mismo para alcanzar tus propios objetivos:

1. Escribe cuales son los trabajos que hoy puedes y quieres realizar. Recuerda que tienen que ser en base a tu experiencia, conocimientos y habilidades que posees.

2. Hacer una lista de todas las personas que conoces – independiente si son o no de mi área de trabajo- y de los lugares que me gustaría trabajar.

3. Hacer una lista de las acciones que me pueden ayudar a encontrar trabajo como por ejemplo:

Llamar a las personas de mi lista y mencionarles que estoy en un proceso de Búsqueda de empleo. Ejemplo de cómo realizarlo: “… me interesaría trabajar en el área de………., en empresas relacionadas con el rubro de…………, además comentarles si saben de alguien que necesiten de sus servicios que por favor se comuniquen con ustedes o si le puede dar el nombre de alguien para llamarlo de parte suya y así poder ofrecer mis servicios”.

Reunirme con personas de mi lista u otros menos conocidos para mencionar lo mismo anteriormente señalado.

• Presentar mis antecedentes junto a una carta de presentación en las empresas de mi interés. Intenta que sean las más posibles.

• Presentar mis antecedentes a consultoras de Recursos Humanos. Estas organizaciones se ocupan del reclutamiento y selección de personal.

• Presenta tu Curriculum Vitae, en entidades públicas, como por ejemplo servicios de salud, registro civil, no sólo de tu pueblo sino de todos los que puedas.

• Revisar la prensa. Esta actividad no hay que dejarla de lado, a pesar de que no te hayan llamado nunca.

• Subir mis antecedentes a TODAS las bolsas electrónicas de empleo. Aumenta la posibilidad de participar en distintos procesos y permite que las empresas lean mi CV.

• Participa de toda charla, seminario, conferencia, taller, ferias, etc. Te permitirá conocer personas, abrir posibilidades que te conozcan y obtener información.

4. Estas actividades deben ser planificadas semanalmente y además debes colocarte una meta para ver cómo te va. Ejemplo: llamar a 15 personas a la semana.

5. Lleva un control de todas las actividades que has hecho y las que te falta por hacer. Realiza un seguimiento de todas ellas.

6. Cada cierto tiempo piensa en qué otras actividades puedes agregar a las ya mencionadas y que te pueden ayudar a conseguir un trabajo.

Claves para mantener una actitud positiva y proactiva:

1. Confía en ti mismo: cree en tus capacidades y no permitas que nada ni nadie te haga sentir menos competente o válido de lo que eres. Una buena manera de evidenciar aquello de lo que eres capaz es elaborar una lista de tus logros conseguidos hasta ahora, seguro son muchos.

2. Confía en que todo sucede por una razón: Haber perdido el empleo o no tener una respuesta inmediata a las solicitudes que estás enviando no es el final. Superar determinadas experiencias y etapas de la vida que pueden ser más amargas y que nos llevan al límite es lo que nos hace más fuertes. Confía en que la búsqueda de empleo es un desafío que te ayudará a estar en una posición mejor poco después.

3. Descansa, relájate y aprovecha para reflexionar: Esto es sumamente importante para adoptar una mejor perspectiva de la situación y conseguir la energía necesaria para tener éxito. Nuevos caminos que tomar y soluciones alternativas a problemas recurrentes se ven desde una posición descansada y en condiciones de estar atento a la situación; y no desde el estrés y el cansancio.

4. No dejes de decirte: “Yo puedo hacerlo”. Es popular el dicho “lo que piensas es lo que vives”, el pensamiento positivo te ayudará a mantenerte confiado en tus posibilidades. ¿Quieres encontrar trabajo? Créete que lo vas a encontrar (y pon los medios a tu disposición para conseguirlo, claro).

5. Rodéate de personas positivas: Todos transmitimos energía, de manera inconsciente estamos continuamente trasladando lo que vivimos a los que nos rodean y “sintonizando frecuencia” con los demás. Personas con un estado de ánimo positivo, animados, con ganas de hacer cosas son las que te impregnarán de esas ideas y esa motivación. Arrímate a ellos, deja que te suban la autoestima.

6. No te tomes una negativa en la búsqueda de empleo como algo personal. Una de las tareas más complicadas de la fase de buscar trabajo es entender que hay cosas que se escapan de nuestro control. Nada es fácil y no todos las ofertas de trabajo y perfiles profesionales requeridos van a coincidir con el tuyo. Trata de no tomarte nunca una negativa como algo personal, sino como un paso adelante más, otro que te acerca al éxito.

7. Concibe la búsqueda de trabajo como un trabajo en sí mismo. Mejorarás tu motivación y tu productividad. Además de mejorar tu autoestima y transmitir una imagen más positiva.

8. Concéntrate en lo que puedes controlar: dieta, condición física, actitud, organización, rutina, temperamento.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista productora y consumidora de cultura, a la que llego a través de libros, la pluma, el pincel, Internet y las redes sociales.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal