Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Momento de elegir a qué te dedicarás? No te dejes llevar por las presiones psicológicas

Mie 18, abr. 2012 - Alba Blanco - Archivado en: , , ,

Llegó el momento. Se acerca la selectividad y tienes que decidir a qué te dedicarás. Es una decisión importante en la que tienes que contemplar los pros y los contras, pensar el tus motivaciones, tus intereses… pero no en los de los demás. Según publica Universia, las exigencias de los centros universitarios, las dificultades para entender ciertas materias o los intereses de los padres hacen que los jóvenes padezcan una crisis vocacional que dificultará su poder de decisión.

Como decíamos se trata de una decisión importante y, por lo tanto, hemos de estar totalmente convencidos de que va a ser la correcta. Pero en este punto es bastante probable que aparezcan todo tipo de condicionantes psicológicos que hagan dudar de la elección.

Uno de los principales suele ser la presión de los padres. A veces se trata de familias con una larga tradición en una profesión como abogados, médicos o farmacéuticos a los que les haría mucha ilusión que sus hijos siguieran sus pasos. Otras veces, ocurre lo contrario y progenitores que no han podido estudiar intentan de todas las maneras que los hijos hagan aquello que ellos no pudieron hacer.

También es cierto que los jóvenes cuando eligen la carrera universitaria y su profesión muchas veces se apresuran por su falta de experiencia, las inseguridades que le hacen no verse capaces de hacer según qué estudios o sus habilidades. Pero se trata de una decisión personal. Por eso es muy importante no ceder a las presiones psicológicas ni crearse nuevas uno mismo apoyándose en rankings de carreras con más salidas o similares.

Para salir de esta espiral lo importante es serenarse y buscar el máximo de información al respecto. Cuando el alumno conozca todas las opciones a las que puede acceder es importante conocerse a uno mismo y evaluarse. Pensar en las capacidades y habilidades que tiene y preguntarse dónde encajaría. Otra recomendación es buscar en las redes sociales algún grupo de estudiantes de la universidad que le interesa e intentar hablar con alumnos de todos los cursos de la carrera.

¿Y qué pasa si después de todo nos damos cuenta de que nos hemos equivocado? Pues nada. La vida es muy larga como para poder rectificar las veces que sea necesario. Piensa en qué fallaste, aprende de tus errores y vuelve a lanzarte. Al menos habrás tenido la satisfacción de haberlo intentado.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal