Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Teléfonos móviles y Apps, el progreso continuo

Los dispositivos móviles forman parte de nuestro día a día. Actualmente olvidarse el móvil o quedarse sin batería resulta un pequeño drama doméstico. Lo tenemos tan integrado en nuestros quehaceres diarios que aplicamos a nuestra persona todo lo que le pasa al teléfono: “me he quedado sin batería”, “tengo una llamada perdida”, “no tengo cobertura”.

Nos hemos adaptado muy rápidamente a su uso diario y, aunque ya existe toda una generación de personas que han nacido con ellos, su uso cotidiano es relativamente cercano. De hecho el primer teléfono móvil data de 1983 y fue el Motorola DynaTAC, aunque no fue hasta finales de los años 90 que no se convirtió en un elemento habitual.

Desde entonces año tras año, temporada tras temporada, no ha parado de evolucionar. Primero reduciendo su tamaño y peso y aumentando la durabilidad de las baterías. Más tarde con pantallas más nítidas y a todo color. El software se ha ido haciendo más amigable y se han incluido juegos, música, mensajes de texto, correo electrónico y diferentes funciones que lo han ido integrando en casi todos los aspectos de nuestra vida, tanto profesional como personal.

La era de los smartphones, ¡los teléfonos se han vuelto inteligentes!

En los últimos cinco años los móviles han experimentado un cambio y una conversión hacia lo funcional y adaptado a nuestro entorno. Ya hace años que los teléfonos no solo sirven para hablar y enviar mensajes, ahora aúnan toda una serie de funciones que los convierten en teléfonos inteligentes.

Las principales características de estos teléfonos inteligentes o smartphones son las siguientes.

-         Permiten instalar programas. Las conocemos comúnmente como aplicaciones o apps. De esta manera podemos incrementar el procesamiento de datos y la conectividad, así como personalizar el dispositivo a nuestro gusto.

-         Tienen un teclado QWERTY o pantalla táctil. Desde que los teclados no se usan solo para escribir mensajes de texto se han adaptado y ahora resultan mucho más accesibles y cómodos a la hora de escribir.

-         Disponen de un sistema operativo propio. Blackberry, Android, Symbian, iOS… Son los sistemas operativos más comunes. Que a su vez proporciona aplicaciones propias y utilidades características

-         Tienen soporte para correo electrónico. Es una particularidad común desde el año 2007 y una de las características básicas de los smartphones.

-         Son multitarea. El desarrollo de sistemas operativos más complejos permite que el dispositivo móvil pueda realizar diferentes tareas a la vez sin que vea mermadas sus capacidades.

-         Poseen acceso a Internet vía WIFI o 3G. Si hay una característica que define a los smartphones es el acceso a Internet. Tanto si es a través de nuestro operador o a través de líneas WIFI, la gran mayoría de utilidades y beneficios que aporta un smartphone no son nada sin Internet.

-         Tienen agenda. Se terminó el apuntar las notas a mano y cargar con una pesada agenda. Contactos y citas pendientes se integran en el teléfono móvil.

-         Llevan una cámara digital integrada. Y cada vez tienen más calidad y resolución.

-         Integran GPS. La posición vía satélite ayuda en muchas aplicaciones como las de mapas, de geolocalización o las de localizar a un amigo.

-         Pueden leer documentos de negocios. Y pueden hacerlo en variedad de formatos como PDF y Microsoft Office. Es muy útil en el mundo de los negocios y para aquellas personas que necesiten consultarlos a lo largo del día y en diferentes lugares.

Los smartphones en cifras

Como hemos visto hasta ahora, los smartphones están totalmente integrados en nuestro día a día. Tanto es así que España es el segundo país europeo con más consumidores de smartphones, solo superado por Italia. De hecho, el 40% de la población española tiene un teléfono móvil de última generación.

A nivel de sexos, en nuestro país el 49% de los hombres y el 34% de las mujeres tiene un smartphone, la mayoría de los cuales son gente joven. Un 67% de los usuarios de este tipo de dispositivos no supera la treintena.

El principal uso que se le da a los teléfonos móviles de última generación es buscar información tecnológica, buscar información deportiva, jugar a juegos arcade o de acción y a casinos online. Además poco a poco están desbancando a los ordenadores como consumidores de aplicaciones. El pasado mes de junio el consumo de aplicaciones móviles superó a las de ordenador de sobremesa y todo apunta a que esta tendencia se va a consolidar.

Los teléfonos móviles inteligentes no solo han hecho nuestro día a día personal y profesional más fácil e intuitivo sino que han revolucionado el mercado laboral. Informáticos, ingenieros de telecomunicaciones y programadores han visto como su abanico de posibilidades se ampliaba y no dejaba de crecer. Nuevas profesiones, como diseñador de aplicaciones móviles, dotan a este sector como uno de los que tiene más futuro.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal