Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Los errores más comunes de los emprendedores

Lun 04, jun. 2018 - anamartin - Archivado en: , ,

Iniciar un proyecto o una idea innovadora no es una tarea fácil, y la ilusión y las ganas a veces pueden jugar una mala pasada a los emprendedores que andan por la cuerda floja por un mercado salvaje y competitivo.

Lo primero que tiene que ser un negocio es sustentable, con unos objetivos reales dirigidos hacia clientes reales y las necesidades que necesitan los mercados. Hemos escuchado a algunos emprendedores y recogemos algunos de los errores más comunes que suelen cometer y que pueden ser fatídicos a la hora de iniciar una empresa.

  • No tener en cuenta el mercado, nuestra idea puede estar muy bien pero si no tiene cabida en el mercado en ese momento puede fracasar muy fácilmente. Por ello, es muy importante realizar primero un estudio de mercado, sin tener que renunciar a nuestra idea pero teniendo en cuenta las necesidades de los clientes potenciales que son los que realmente van a comprar el producto.

  • No establecer un plan de negocio, no podemos empezar sin un plan establecido. Una empresa se expone a muchos problemas o imprevistos y ser previsor puede ser clave para hacer frente a estos pequeños problemas.

  • No analizar tus fortalezas y debilidades, esto nos ayudará a realizar un plan de negocio realista y reenfocar la idea hacia otra más ajustada al negocio

  • No tener en cuenta a la competencia, analizar a nuestra competencia antes de empezar nos va a dar muchas pistas de por dónde puede ir la estrategia, cómo diferenciarnos y sobre todo mejorarlo.

  • No formarse, no hay excusa actualmente existen muchos cursos, formación online o ayuda estatal que puede ayudarnos a conocer el enfoque que nos falta para emprender.

  • Ignorar el marketing, sin un plan de marketing bien definido actualmente en el mercado es casi imposible crecer. Porque seremos invisibles para la mayor parte de la sociedad y por lo tanto para los clientes.

  • Ser demasiado optimista y poco flexible para afrontar los cambios. Porque emprender no es fácil se necesita constancia y si algo no funciona cambiarlo y desanimarse a la primera de cambio no es la solución.

Emprender no es fácil pero no es imposible, con energía y mucha ilusión seguro que puedes. Cuéntanos, ¿te atreverías a emprender? Si te a gustado el artículo no dudes en compartirlo.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal