Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Lo que debes saber para ser Freelance

Vie 22, ago. 2014 - Markos Goikolea - Archivado en: ,

Una de las consecuencias que ha traído la crisis económica en España es el repunte de profesionales que trabajan como freelance o autónomos. La necesidad de buscar por cuenta propia el sustento que antes daba el ser un asalariado más, el impulso de proyectos profesionales propios o las personas que dedican pocas horas a trabajar por cuenta propia (dar clases dos tardes a la semana, editar y grabar vídeos de forma puntual, etc.) son algunas de las casuísticas que explican el repunte de autónomos en España.

¿Qué es ser autónomo para las autoridades?

Son aquellos que realizan una actividad por cuenta propia con un fin y ánimo lucrativo. En este caso la normativa fija el significado pero no matiza ni regula en los diferentes perfiles de profesionales y sus casos.

Por un lado está la obligatoriedad de darse de alta en la Seguridad Social y Hacienda. Con la SS el coste mensual es de aproximadamente 260€ con una tarifa plana los primeros seis meses de 50€ con la posibilidad de disfrutar de alguna bonificación.

Por el otro también es obligatorio darse de alta en Hacienda con la presentación del alta censal (Modelo 036 o 037), trámite gratuito, y en la que tendrás que declarar los ingresos y pagar los impuestos (IRPF por lo generado por tu trabajo y el IVA facturado y cobrado).

¿Hay alternativas?

Sí, las hay, aunque dependiendo de las circunstancias existen riesgos más o menos asumibles.

En los casos en los que te hayas tenido que dar de alta como autónomo para poder trabajar para un único cliente o empresa existe la opción de intentar negociar un contrato laboral.

Con la Ley de emprendedores se facilita mucho que los nuevos autónomos se beneficien de la tarifa plana de 50€ durante los primeros seis meses de actividad y bonificaciones de hasta el 50%. Muy útil en casos en los que los ingresos sean menores para tener margen para comprobar si puede ser realmente viable económicamente la actividad.

A partir de ahí ya surgen las opciones más arriesgadas como puede ser facturar a través de terceros, darse de alta sólo en Hacienda o concentrar facturas y darse de baja/alta alternativamente en pocos meses o días.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciado en comunicación audiovisual y blogger incansable persiguiendo la actualidad informativa. Colaborador en Iberestudios.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal