Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Las oposiciones más demandadas… y las menos demandadas

Jue 23, nov. 2017 - Ana Echeverría - Archivado en: , , ,

examenDecidir que deseamos trabajar en el sector público es un primer paso. Pero, una vez dado, surge otra pregunta: ¿a qué oposición nos presentamos? Como en cualquier otro trabajo, la respuesta depende en gran medida de nuestra preparación previa (no podremos optar a un puesto de categoría B si únicamente contamos con el graduado en ESO) y de nuestra vocación. Pero hay otros factores a tener en cuenta. Os ofrecemos algunos datos para ayudaros a decidir. A más plazas, más aspirantes Un 35,5% de los candidatos a funcionario optan a plazas de administrativo. Son las más populares por varias razones:

  • Conocimientos generalistas. No requieren una formación tan específica como las plazas relacionadas con la educación, la sanidad o la justicia.
  • Grandes convocatorias. En ocasiones se ofertan miles de plazas simultáneamente.
  • Baja exigencia académica. Aunque hay plazas administrativas de distintos grados, la mayoría no exigen titulación universitaria y los temarios no están entre los más extensos. Resumiendo, tienen fama de ser más fáciles.

También son muy demandadas, aunque están claramente por detrás (7,9%)  las oposiciones a los Cuerpos de Seguridad (Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos o Ertzaintza, que también suelen ofrecer convocatorias multitudinarias.

Oposiciones menos solicitadas Las plazas muy especializadas (director de museo, jefe del servicio de medicina forense de un hospital, etc…) suelen tener menos demanda que las grandes convocatorias generalistas, aunque el número de plazas ofertadas también acostumbra a ser menor. En general, las oposiciones de nivel A (judicatura, fiscalía, notarías, interventores, etc…) son menos demandadas que las de nivel B o C, puesto que tienen fama de ser extremadamente difíciles y exigir una gran dedicación (entre 4 y 8 años de estudio).

Lo más importante, el ratio No hay que dejarse cegar por un número de plazas elevado a la hora de elegir oposición. Una convocatoria con 1.000 plazas puede llegar a atraer a 50.000 aspirantes. La clave no está en el número de plazas, sino en el ratio: de cuántos candidatos por puesto de trabajo estamos hablando. Para ello es preciso averiguar cuántas personas se presentaron en convocatorias anteriores para un puesto similar. Si solamente hay una plaza y se presentan 100 personas, nuestras oportunidades serán infinitamente mayores (1:100) que si optamos a una oposición con 400 plazas y se presentan 400.000 personas (1:1000). Tampoco es demasiado aconsejable la estrategia de presentarse a una plaza que esté muy por debajo de las propias capacidades, para después ir ascendiendo en la escala funcionarial. Aunque parece un buen plan, conviene recordar que las oposiciones más fáciles son también las más disputadas.

Por ejemplo es más fácil obtener una plaza de policía nacional en Barcelona que de Mosso d’Esquadra.

La competencia tenderá a ser menor en una oposición de nivel A que en una de nivel C. Eso sí, la inversión requerida en tiempo y esfuerzo también será mayor. En general, el ratio de las oposiciones ha empeorado este 2009. La crisis atrae a más aspirantes, ya que el empleo público se percibe como una opción muy atractiva por su estabilidad. Pero la propia recesión ha forzado a las Administraciones a recortar su presupuesto. En 2008 se batió el record de oferta de empleo público: 35.895 plazas ofertadas. Pero en 2009 solamente se han convocado 20.561: un 42,7% menos.

No obstante, no hay que desanimarse. El premio -máxima estabilidad laboral- merece la pena. El período de paro es un buen momento para concentrarse en un cambio de carrera. Los más concienzudos y trabajadores, los que no se rindan, acabarán cumpliendo su sueño de convertirse en trabajadores del sector público.

¿Te ha gustado esta noticia?
6 comentarios Compártela:

Desde mis inicios he compaginado el periodismo con el marketing. Son géneros y registros muy distintos que, sin embargo, tienen un rasgo en común: la búsqueda de la máxima claridad y sencillez. Moverme en los dos campos y no tener miedo de dar el salto a Internet me ha convertido en una profesional muy flexible. En G+ estoy aquí Ana

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal