Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

La mitad de los españoles se llevarían la mascota al trabajo

Dom 02, sep. 2012 - Ramón Quintana - Archivado en: , , ,

El dicho dice que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Pues quien tiene una mascota también. Son muchas las personas que consideran que su animal de compañía es un miembro más de la familia; un amigo fiel con quien contar incondicionalmente en los malos momentos. Pero no siempre se le puede dedicar el tiempo que se merece. Y es que regresar al trabajo después de las vacaciones de verano significa renunciar a pasar tiempo libre en familia, pareja, amigos e incluso con las mascotas.

Según un estudio realizado por CEVA, una empresa farmacéutica veterinaria, uno de cada dos españoles desearía poder ir a trabajar con su mascota. Del mismo modo, existen estudios que demuestran que las personas que llevan a su animal de compañía al trabajo, reducen sus niveles de estrés durante su jornada laboral. Pero la realidad es que tan sólo el 10 % de la población lo tiene permitido. Y lo curioso es que la mitad de los que sí pueden trabajar junto a su mascota en su empresa, prefieren evitarlo y optan por dejarlo en casa.

En esta decisión sobre todo influyen las condiciones precarias del espacio reservado para ello, la incomodidad de desplazarse con mascota o la dificultad de adaptación del animal a nuevos espacios.

Aún así, tal y como de muestra la investigación, la mayoría de la población desearía ir a trabajar acompañado de su mascota para que pueda relacionarse con otros animales y evitar dejarlo solo durante el día y poderle dedicar sus momentos de descanso o de pausa para comer. Y es que al parecer el tiempo que se dedica a las mascotas es poco significativo. En cifras, el 46% invierte diariamente entre 1 a 2 horas, el 20% entre 30 minutos a 1 hora y, finalmente, el 9% confiesa invertir menos de media hora de su tiempo.

Para aquellos que les sea permitido y decidan llevar a su mascota a la oficina, los expertos en comportamiento felino recomiendan mantener las costumbres higiénicas o incluso aumentarlas. Además, mimarle con nuevos juguetes o cajas en las que poder esconderse y explorar son otra de las opciones que facilitan la adaptación.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Prosumidor empedernido. Licenciado en comunicación y periodismo. Redactor jefe en Iberestudios. Enamorado de internet y las redes sociales y sobre todo de las nuevas formas de relación entre personas que favorecen el conocimiento y el aprendizaje.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal