Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

La extraña relación entre el talento y el compromiso

Vie 01, ago. 2014 - Markos Goikolea - Archivado en: ,

Según un estudio ofrecido por la consultora “Lee Hecht Harrison”, vinculada al Grupo Adecco, el 60% de los trabajadores no se siente comprometido con su empleo ni empresa y no sacan a relucir todo su talento.

Estas situaciones pueden darse debido a varios motivos, la casuística en cada caso es distinta pero por un lado interviene siempre la relación que mantiene la organización con sus empleados, la capacidad de la dirección en gestionar el talento de sus recursos humanos y, por el otro lado, la propia capacidad y autoestima de los trabajadores.

¿Por qué se da la falta de compromiso?

Por un lado puede darse este sentimiento por la frustración del trabajador por ocupar un puesto por debajo de sus perspectivas o con unas condiciones inferiores a las que este consideraría justas.

Otro motivo puede ser el de la falta de comunicación y entendimiento entre compañeros o entre el trabajador con sus superiores inmediatos, que conlleva finalmente una sensación de desconfianza y la ruptura entre las creencias personales y los valores de la compañía.

Ser un buen jefe o un buen trabajador

El 92% de los jefes consideran que son buenos haciendo su trabajo, pero sólo el 67% de las personas que están a sus órdenes considera que sus responsables sean buenos. En resumen, según el estudio de Hudson cerca de un 10% considera que sus jefes llevan a cabo una labor negativa.

Por un lado esta incoherencia entre los datos, o mejor dicho divergencia sobre el desempeño de los superiores, muestra en parte los probables problemas de comunicación entre las estructuras o la escasa habilidad en dotes de liderazgo y habilidades directivas pueden ser un factor decisivo para ello.

Además del liderazgo desempeñar un puesto de responsabilidad y con empleados a tu cargo significa debes gestionar un grupo humano en el que se debe mostrar, entre otras cuestiones, cierta paciencia y comprensión.

¿Siempre es posible tener paciencia? Hay situaciones del día a día que lo complican, por ejemplo el deber enfrentarse a conflictos y rencillas internas y a problemas de algunos trabajadores entre sí, el absentismo desmesurado de otros o la arrogancia de varios más pueden hacer que la comprensión sea inviable.

¿Te has encontrado en situaciones así? ¿Consideras que tus superiores son buenos en su labor? ¡Coméntanos tu experiencia en los comentarios!

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciado en comunicación audiovisual y blogger incansable persiguiendo la actualidad informativa. Colaborador en Iberestudios.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal