Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

La discriminación de la mujer en el trabajo aumenta con la crisis

Mie 09, mar. 2011 - Marta Mela - Archivado en: , , , ,

La situación de empleo para la mujer sigue siendo peor que para el hombre, según un informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Mientras que la tasa de actividad de los varones es del 67,7%, la de las mujeres es del 52,6%. Estas diferencias también se encuentran en el número de empleados en España, con un 54,2% de los hombres frente al 41,7% de las mujeres.

Desde que se incorporó al trabajo,  la mujer siempre ha sufrido una situación de discriminación frente al hombre. Con la llegada de la crisis, esta brecha se ha acentuado, siendo uno de los colectivos más afectados por las consecuencias de la crisis económica.

Respecto a los puestos directivos, esta diferencia también ha aumentado. Un informe elaborado por ICSA y la escuela de negocios Esade asegura que desde 2008 encontramos un 38% menos de mujeres en puestos de dirección. Se ha pasado, pues, del 19% de los puestos al 11,70%.

Ernest Poveda, presidente de ICSA, asegura que esta situación  no tiene sentido, ya que “la sociedad hace una inversión muy importante en la formación de las mujeres, que son más del 50% de los estudiantes universitarios, y después no se rentabiliza la inversión”.

Los motivos pueden ser varios, pero sobretodo esta el hecho, falso, de que las mujeres no son tan eficientes directivamente hablando en situaciones de crisis.

Pero eso no es todo. La situación de la mujer en el mundo laboral es, en general, discriminatoria. No sólo se ha reducido su presencia en los altos mandos, sino también en puestos de empleados. Además, cada vez más suenan términos como el “mobbing maternal laboral” que se refieren a la violencia o acoso hacia la mujer en el puesto de trabajo por el hecho de ser madre.

La crisis ha agraviado la situación de la mujer joven con hijos (normalmente menores de 3 años) o embarazada, situándola al borde de la exclusión social. Tanto es así que se llegan a dar casos en los que la empresa realiza acciones no verbalizadas para convencer a la madre que abandone voluntariamente su puesto de trabajo. Esto se da, sobretodo, en Pymes, debido a los pocos recursos, y en grandes empresas, por la existencia de convenios rígidos.

En España, esta situación es especialmente grave. Cada hora se calcula que 9 mujeres madres trabajadoras se encuentran en situaciones de dificultad debido a su condición de ser madre. Estas situaciones son realmente graves, ya que el mobbing maternal no solo conlleva problemas económicos, sino también psicológicos como depresiones o insomnio. Ante esto, las mujeres bajan su nivel de productividad en el trabajo, llegando a abandonar el mercado laboral en numerosas ocasiones. A partir de aquí se entra en un ciclo del cual es muy difícil de salir, que puede generar la separación de la pareja, la falta de recursos económicos y enfermedades mentales graves.

Así pues, a pesar de que la sociedad avanza y que, en teoría, las diferencias entre hombres y mujeres son cada vez menores, la crisis ha supuesto un duro golpe para el sexo femenino y ha comportado un retroceso en aspectos de igualdad que hay que solucionar.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Fotógrafa y periodista. Encuéntrame en G+ aquí: Marta Mela

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal