Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

La conciliación laboral preocupa a los trabajadores y genera un mal ambiente de trabajo

Jue 03, mar. 2011 - Marta Mela - Archivado en: , , , ,

Desde que la mujer se incorporó al mundo laboral siempre ha existido una brecha salarial y jerárquica entre hombres y mujeres. Una mujer suele cobrar menos que un hombre con su mismo cargo, y se encuentran más directivos masculinos que femeninos, aunque esto está cambiando con la aparición de la conciliación de la vida laboral y la familiar.

La importancia de compaginar trabajo y vida personal ha cambiado la forma de valorar a los directivos de manera que, según muestra un estudio de la Universidad de Navarra IESE sobre conciliación entre vida profesional y personal, publicado el pasado febrero, las mujeres, y las mujeres con hijos sobretodo, son las preferidas por los empleados a la hora de valorar esta conciliación.

Con hombres y mujeres presentes en el mundo laboral profesional, las tareas del hogar y del cuidado de los hijos, antes relegadas a la figura de la ama de casa, suponen un problema para personas que se pasan la mayor parte del día en sus trabajos. Por otro lado, puede parecer que aquellos que viven sólo por y para el trabajo son la mejor opción a la hora de valorar la productividad, sobretodo si hablamos de directivos. ¿Pero esto es realmente así?

Los empleados y directivos son cada vez más conscientes que el no tener una buena conciliación laboral genera plantillas insatisfechas, estrés y mal ambiente en el lugar de trabajo. Además, esto también perjudica a los niños, que llegan a tener más relación con las canguros que con sus propios padres, así como a las personas que no tienen hijos pero que quieren disfrutar de su tiempo libre.

Según el Barómetro de Conciliación Edenred-IESE los empleados prefieren la figura femenina para el trabajo de directivo, ya que parece ser que las mujeres favorecen más la conciliación entre trabajo y vida familiar. Concretamente el 69% de los trabajadores mayores de 35 años se sienten más cómodos, respeto a la conciliación, cuando los superiores son mujeres, y aún más si éstas tienen hijos.

Para favorecer esta situación y poder compaginar la vida laboral y la privada de cada trabajador, España ya ha puesto en marcha algunas medidas, como el Plan Concilia (2006). Éste propone medidas favorecedoras como cerrar dependencias a las seis de la tarde, más flexibilidad en horarios y facilitar permisos en caso de enfermedad de los hijos o padres, y ha conseguido mejorar el ambiente laboral, el abstentismo e incluso los gastos de las empresas en aquellas que se han adherido a él.

Aun así, España aún no toma lo suficientemente en serio la conciliación laboral y familiar, así que es necesario seguir luchando en este aspecto. Como afirmó la directora del Instituto de la Mujer, Laura Seara, en el “Seminario sobre el desafío de la conciliación en países como España y Noruega” del pasado febrero, “la conciliación laboral no es un problema al que dar soluciones, sino un derecho y una necesidad de cualquier persona para vivir en una sociedad justa”.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Fotógrafa y periodista. Encuéntrame en G+ aquí: Marta Mela

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal