Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Industrias punteras en química y el sector alimenticio

Mie 26, ene. 2011 - Alba Arnau - Archivado en: , , , ,

Los avances tecnológicos y los últimos descubrimientos favorecen el crecimiento y la innovación en industrias tradicionales como la química y la alimentaria. En estos dos sectores, las mejoras aplicadas a la producción han dado lugar a nuevos estudios y nuevas categorías de trabajo, por lo que el reciclaje de conocimientos es vital.

También es imprescindible la formación de personal especializado en el sector para contribuir a rentabilizar las mejoras y sacarles el máximo provecho. Ambos sectores se postulan como nuevos focos de empleo y desarrollo.

Cuestión de química

La industria química española factura al año 50.000 millones de euros, un 10% del PIB anual. Estas cifras corroboran el crecimiento paulatino que ha experimentado este sector que da trabajo a más de 500.000 personas en toda España. Los programas formativos en química han ido avanzando de acuerdo con el sector.

Actualmente la industria química es el segundo sector más exportador dentro de la economía española, pero para seguir siendo una industria competitiva es necesario seguir aumentando la inversión en I+D+i. La modernización de los procesos y los avances en la investigación han permitido integrar esta industria de forma sostenible y saludable en muchos ámbitos de la vida cotidiana.

El impacto de los productos químicos en el medio ambiente y en la salud de las personas es un factor que siempre ha mantenido en alerta a la ciudadanía. Por eso las empresas del sector han reforzado la gestión de estos aspectos y han logrado una mejora continua en materia de seguridad, salud y medio ambiente, puntos clave en su desarrollo y antaño problemáticos.

Es una de las metas de este sector mejorar la credibilidad de la industria y aumentar la confianza de la sociedad demostrando día a día que su productividad es beneficiosa para todos.

La industria química española aporta muchos millones de euros a la investigación de algo tan necesario como los combustibles de nueva generación que reduzcan los contaminantes al máximo.

Los biocombustibles

Una de las ramas que más avances científicos ha logrado en el campo de la química es el de los biocombustibles, carburantes más ecológicos y eficientes. Gracias a ellos se reduce la emisión de Co2, uno de los gases responsables del calentamiento del planeta.

Actualmente, la química también trabaja en el desarrollo de otros carburantes alternativos como el GPL (gas de petróleo licuado sin azufre ni plomo) el synfuel, producido sintéticamente a través del gas natura o el hidrógeno.

Las pilas combustibles que transforman hidrógeno y aire en energía eléctrica, vapor y agua también son un avance químico que en breves estará a nuestro alcance.

La investigación en el campo de las energías es de los más demandados tanto por las instituciones como por la sociedad, ya que es una necesidad casi urgente cambiar el modelo actual por uno más respetuoso con el medio ambiente.

A la par del sector químico, otro ámbito que ha aumentado mucho su valor es el de la alimentación gracias a los cambios y avances que experimenta esta industria desde que los procesos alimentarios se han mecanizado de forma industrial.

Buena nota para la industria alimentaria

La industria alimentaria supone el 17% del PIB industrial y el 7% del general en el estado español. A pesar de que en el sector la crisis también ha llamado a su puerta, es uno de los que mejor la sortea. La industria española es la quinta por la cola del sector europeo por detrás de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Los cambios que experimenta este campo son un factor clave para entender la evolución que ha experimentado estos últimos años.

Las iniciativas en este sector se cuentan por decenas. La Plataforma Tecnológica Española “Food for Life-Spain” solicitó en 2010 más de 35 proyectos de innovación en tecnología agroalimentaria. Este organismo formado por 302 entidades empresariales, asociaciones, universidades, etc. calcula que las propuestas presentadas el pasado año alcanzan un valor de 83 millones de euros.

Algunas de los programas de investigación propuestos pasan por mejorar la tecnología de refrigeración de los alimentos para aumentar su seguridad y estudiar una nueva dieta destinada a promover un envejecimiento saludable. Existen infinidad de programas que promueven los hábitos saludables para que llevemos una buena alimentación.

Investigación animal

Otro de los campos que logró avances más destacados es el de la acuicultura, la disciplina que vela por la seguridad sanitaria del pescado. El objetivo que persiguen las investigaciones actuales es la creación de vacunas eficaces contra las bacterias que atacan al pescado.

Algunos de los experimentos ya están dando los primeros resultados, se trata de modificar genéticamente las bacterias para que el pescado desarrolle una actividad inmunológica hacia ellas.

El alimento del pescado que ingerimos también es motivo de estudios. Los expertos buscan desarrollar un pienso más saludable a base de proteínas vegetales concentradas en vez de las clásicas harinas de pescado. Actualmente se evalúan seis dietas distintas con diferentes combinaciones proteicas. Los resultados señalan que la composición final del pescado para consumir es mejor en aquellos que siguen la dieta.

El sector cárnico, uno de los más castigados por los casos de los últimos años, es de los que más invierten en investigación. Uno de los estudios que está aportando nuevos datos es el de la reproducción in vitro. Este tipo de procesos no se aplican aún en los alimentos que consumimos, pero los expertos aseguran que tienen mucho futuro dentro de la industria.

Consisten en calcular de forma muy precisa la cantidad de ácidos grasos que produce el animal aunque esta no es, según los investigadores la única finalidad del experimento. Los especialistas se plantean a través de sus estudios la posibilidad de crear alimentos en los laboratorios a partir de las células madre.

Procesos como estos pueden quedar todavía algo lejanos de nuestros platos pero sin duda, la investigación alimentaria es un sector en el que la innovación y la tecnología avanza a pasos agigantados.

Apuestas de futuro

Las universidades y los centros de investigación de nuestro país ya ofertan programas y grados destinados a personas interesadas en este tipo de industria ya que el capital humano será fundamental para seguir desarrollando proyectos e innovando.

Las especializaciones son cada vez más demandadas y los programas se amoldan a las necesidades de las empresas que explotan la industria química y la alimenticia para favorecer la integración de los nuevos profesionales.

Portada Ciencia, tecnología e investigación: los pilares del desarrollo

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista y redactora. Sígueme en G+ en Alba Arnau

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal