Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Formación online: el aula, en el despacho de casa

Mie 15, sep. 2010 - Ana Echeverría - Archivado en:

libreta y ordenadorSi la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. La frase la inventó a finales del siglo xvi el filósofo Francis Bacon, pero iría como anillo al dedo para describir a la más reciente de las modalidades de enseñanza, la formación online, especialmente desde la aparición y perfeccionamiento de los campus virtuales.

La formación online es heredera de la formación a distancia tradicional. La principal diferencia, como ya habréis adivinado, es de tecnología. Allá donde un proyector de powerpoint, o incluso una pizarra, eran suficientes, es preciso aportar una conexión de banda ancha de Internet, una webcam, un ordenador (mejor si es portátil), etc… Con estos instrumentos podremos acceder a un campus virtual, donde dispondremos de correo electrónico, foros de debate, libros electrónicos que podremos descargar o imprimir, chats con o sin videoconferencia, pizarra electrónica, etc… Quienes no estén demasiado familiarizados con Internet no deben sentirse intimidados. En realidad, todo este despliegue de herramientas más o menos exóticas tiene un único objetivo: reemplazar la experiencia de estar sentados en una clase, rodeados de compañeros y escuchando al profesor.

La mayoría de cursos y masters online siguen una metodología bastante parecida a la presencial: tienen una fecha de inicio y fin, una lista de alumnos que se mantiene a lo largo del curso, una serie de profesores que se suceden unos a otros y unas horas fijadas de antemano para trabajos en grupo o para determinadas lecciones magistrales. La única diferencia estriba en que no necesitamos desplazarnos para vivir esa experiencia, sino que podemos recrearla en la pantalla del ordenador.

El ritmo de trabajo es ligeramente más flexible que en un curso presencial, pero no mucho más. Podemos elegir el momento del día o, como mucho, el día de la semana en que leeremos el material de consulta o participaremos en determinado debate. Esto resulta muy práctico si nuestro trabajo tiene horarios nocturnos o imprevisibles, así como en caso de que viajemos a menudo. Sin embargo,  “eso de que estudias cuando quieres no es del todo verdad. Tienes un calendario y una fecha para entregar las cosas, tienes que quedar para chatear con los compañeros de grupo… exactamente igual que si estuvieras con ellos en clase. Y menos mal, porque si no te marcan una disciplina, entre unas cosas y otras es muy fácil despistarse, retrasarse y perder el ritmo”, matiza Ana, alumna de OBS.

Una de las grandes ventajas de la formación online es que dinamita cualquier clase de barrera geográfica. Nada nos impide obtener un título de una universidad norteamericana o británica sin movernos de nuestra ciudad, siempre que nos admitan y que el idioma no suponga una barrera infranqueable. Esta ventaja la aprovechan cada vez más alumnos latinoamericanos para estudiar en universidades y escuelas de negocios españolas. “La diferencia horaria es la única dificultad que se presenta cuando es preciso comunicarse con los compañeros en tiempo real”, precisa Raxiel, desde México. “Por lo demás resulta muy recomendable”. El sistema también es muy útil para españoles residentes en el extranjero, que prefieran decantarse por un centro de su propio país.

Ventajas:

  • No es necesario desplazarse.
  • En teoría, permite acceder a toda la oferta formativa del planeta, sin límites geográficos.
  • No es necesario que todos los alumnos estén conectados a la vez para realizar la mayoría de las actividades, lo que ofrece una flexibilidad mayor que los sistemas presenciales.
  • La participación en los foros suele ser mayor que en una clase presencial; los foros permiten leer y releer en cualquier momento las aportaciones, experiencias y opiniones de los compañeros, que se convierten en toda una biblioteca de conocimientos.

Desventajas:

  • Exige cierta familiaridad con los ordenadores y con Internet.
  • No es 100% flexible.
  • Ningún sistema virtual puede reemplazar la inmediatez del cara a cara.
  • Exige fluidez escrita.

Recomendable para: personas que residan lejos de los principales núcleos urbanos y no quieran ver limitadas sus opciones de formación, personas con horarios nocturnos o variables, profesionales que viajen a menudo, personas hábiles con la comunicación escrita.

¿Presencial, online o a distancia? Elige tu método de estudios ideal

¿Te ha gustado esta noticia?
1 comentario Compártela:

Desde mis inicios he compaginado el periodismo con el marketing. Son géneros y registros muy distintos que, sin embargo, tienen un rasgo en común: la búsqueda de la máxima claridad y sencillez. Moverme en los dos campos y no tener miedo de dar el salto a Internet me ha convertido en una profesional muy flexible. En G+ estoy aquí Ana

Buenas tardes,

estoy interesada en un posgrado on line, que escuela me recomendariais? estoy mirando ecol formacion, que os parece?

gracias

Saludos

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal