Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Formación en empresas: diferentes modalidades de aprendizaje

Mie 19, sep. 2012 - Ramón Quintana - Archivado en: , ,

Cada vez resulta más importante que los empleados de una empresa se formen de manera continua. Vivimos en un entorno cambiante, que hace imprescindible que las personas deban adaptarse a las novedades y cambios que surgen de forma rápida en su ámbito profesional. Por eso, la formación continua es necesaria para generar una mayor competitividad en relación a las demás empresas. En este artículo os queremos presentar algunas de las modalidades de formación que utilizan las empresas.

En primer lugar, os queremos comentar que a pesar del fuerte impacto de las nuevas tecnologías, la formación presencial sigue siendo una de las principales modalidades que utilizan las empresas para formar a su personal.  De hecho, según un estudio del Grupo Cegos, un 90% de los trabajadores que recibieron clases lo hicieron bajo esta modalidad. Su éxito se basa en que permite una mayor constancia y ahondar en el sentimiento de grupo.

Le sigue el  e-learning, que es utilizado en el 43% de los casos. Se trata de la versión más económica para mejorar en formación porque ahorras en costes en el importe del curso, así como en desplazamientos y material. Se trata de un tipo de formación en la que el alumno elige cuándo y cómo estudiar. La interactividad, el hecho de aprender como funcionan las nuevas tecnologías, la actualización constante de los contenidos, hacer que resulte muy interesante.

Otra de las modalidades que hay que destacar es el blended-learning. Esto es un mix de lo mejor de la formación presencial y lo mejor del e-learning. Me explico.Entre sus ventajas destacan una mayor interactividad y la reducción de costes y barreras espaciales. Es decir, al haber jornadas presenciales, el alumno se siente integrado en el equipo y mucho más motivado, pero, por otro lado, al realizar también algunas sesiones de forma online, el alumno no tiene que desplazarse constantemente, lo que le ahorra tiempo y dinero.

Una de las modalidades más divertidas es la formación Outdoor training. Se trata de combinar una serie de actividades que se llevan a cabo al aire libre, en un ambiente mucho distendido. Los ejercicios que se proponen buscan la competitividad deportiva, la cooperación, la toma de decisiones prácticas y eficaces y, sobre todo, promete mucha diversión.

Por otro lado, compartir información está de moda, por lo que no podíamos dejar de hablar del Social learning. Parte de la idea de que todos podemos aprender algo de los demás. Por eso, consiste en compartir conocimientos, interactuar con los compañeros y formadores, colaborar y construir conocimiento conjunto. Para ello, las empresas lo que hacen es crear redes sociales corporativas, foros y blogs como herramientas para que los empleados puedan desarrollar diferentes competencias y adquirir conocimientos concretos.

Finalmente, aunque no resulta tan común, puede utilizarse la Gamificación para entrenar habilidades en las empresas. Si unimos la gamificación a la modalidad e-learning surge lo que se conoce como Game-learning. Con este tipo de formación puedes convertir tareas aburridas y monótonas en  entretenidas y motivadoras. Consiste en introducir un programa formativo en un entorno de juego a través de simuladores con los que los alumnos pueden entrenar o desarrollar ciertas habilidades y así comprobar cómo inciden en sus funciones en la empresa.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Prosumidor empedernido. Licenciado en comunicación y periodismo. Redactor jefe en Iberestudios. Enamorado de internet y las redes sociales y sobre todo de las nuevas formas de relación entre personas que favorecen el conocimiento y el aprendizaje.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal