Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Energías Renovables: el motor del futuro

La energía solar, eólica, fotovoltaica, térmica, geotérmica, biomasa, hidroeléctrica… los recursos energéticos disponibles son muchos y la tecnología en torno a ellos es cada vez más avanzada. El inminente cambio climático y el deterioro de los recursos tradicionales han hecho que la formación verde y las profesiones relacionadas con el respeto y la conservación del medio ambiente cuenten cada vez con más demanda y con más salidas profesionales.

Los especialistas en instalación y mantenimiento de sistemas renovables de energías son un sector con grandes oportunidades. A ello contribuye una concienciación que va en aumento, tanto desde la sociedad como desde la propia docencia, que se apoya en la “formación verde” para implantar a estos profesionales dentro de las empresas.

Pero más allá de la concienciación, estas nuevas profesiones requieren una formación específica. Los técnicos y profesionales que trabajan en las energías renovables ya tienen a su disposición programas especializados con los que formarse. Los gestores integrales de proyectos y los instaladores son dos de los perfiles más demandados.

Para poder trabajar en este sector no es necesario un título universitario. Existen cursos de Técnico en Energía Solar, Técnico en Energía Térmica, Técnico en Energía Solar Fotovoltaica, etc.

Energía Eólica, el poder del viento

La proliferación de parques eólicos en varios puntos del país ha propiciado que este sector sea uno de los que más empleo genera dentro de las renovables. Según un reciente estudio elaborado por el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud, un 44,6% de las personas empleadas en el sector de las renovables proviene de la actividad eólica.

La energía eólica genera electricidad y provoca un mínimo impacto medioambiental, además de amplios beneficios. Para ello se requieren profesionales que conozcan sus características y se formen conceptualmente y técnicamente en este campo.

Las profesiones esta área están relacionadas con la fabricación, la instalación y el mantenimiento (aunque en menor medida) de las instalaciones eólicas. Los técnicos en energía eólica deben conocer las herramientas disponibles en el mercado para llevar a cabo proyectos de desarrollo en el área de la energía eólica. También están los responsables de los parques eólico, que son los encargados de planificar las actividades y controlan el rendimiento en estas instalaciones. Por otra parte existen postgrados especializados sobre energía eólica.

Energía Solar, el inagotable sol

Se ha posicionado como una de las energías más utilizadas en alternativa a las fuentes contaminantes. Al ser inagotable, se han venido utilizando a lo largo de la historia y más recientemente se han diseñado sistemas de almacenamiento de energía solar que han hecho posible que se pueda optimizar su uso.

Su cantidad de aplicaciones ha hecho que los profesionales especializados en energía solar dispongan de muchas salidas profesionales entre las que elegir.  Por ejemplo se puede utilizar en paralelo con sistemas de calefacción y de refrigeración, también para la producción de agua caliente o la climatización de piscinas.

Ya existen hoteles, edificios o casas que utilizan la energía solar para todos estos fines. Esto hace necesario profesionales especializados, desde los propios instaladores hasta arquitectos e ingenieros especializados en energías renovables. Los Técnicos de Energía Solar ya no sólo se han quedado en eso sino que han nacido nuevas especialidades dentro de esta profesión: por ejemplo, cursos de Energía Solar para calefacción, instaladores de placas solares o especialistas en energía solar termoeléctrica..

La energía solar es otra gran solución para las industrias, que necesitan una gran cantidad de energía para ejecutar sus procesos.

Energía de la Biomasa para aprovechar los residuos

La biomasa es la materia “biológica” que puede utilizarse con fines energéticos. Consiste en productos que se pueden quemar en calderas específicas o que pueden ser gasificados y a través de esos procesos podemos obtener energía.

Lo bueno de la energía de la biomasa es que permite rentabilizar los recursos naturales y locales que se encuentren en un territorio. Esto se traduce en una mayor independiencia energética y el consiguiente ahorro económico, además del aprovechamiento de los materiales.

Las cáscaras de los frutos secos, los huesos de aceitunas o las astillas son los elementos más habituales para la producción de energía de biomasa.

Estas instalaciones necesitan profesionales especializados, tanto para su instalación como para su mantenimiento, por eso existen cursos de Técnico en Energía de Biomasa, que forman a profesionales en las particularidades de esta área. Además han surgido profesiones centradas en el tratamiento de Residuos Urbanos o también en Recursos Energéticos y Combustible.

Otras energías renovables

El mundo de las energías renovables es muy amplio y no sólo abarca las energías de las que hemos hablado. Nos quedan en el tintero por ejemplo, la energía fotovoltaica, la energía hidráulica o la geotérmica. Y aunque aún queda mucho que estudiar y muchos procesos que mejorar, el área de las energías renovables

Portada: Formación en verde: las profesiones más sostenibles

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal