Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

El mundo más allá de una lupa, nanotecnología, nanomedicina y robótica

Mie 26, ene. 2011 - Eva Rodriguez - Archivado en: ,

Si nos adentramos en el mundo de la nanotecnología, más nos vale agudizar la vista, porque su campo de estudio se centra en la manipulación de la materia a nivel de moléculas y átomos. Al investigar esta materia a escalas tan pequeñas, podemos encontrar propiedades y desarrollar funcionalidades a las que no se podría acceder de otra forma.

Esta definición parte de la nanomateria como algo general, pero no debemos confundirnos, su aplicación no sólo abarca la química, la biología o la medicina. La nanotecnología puede aplicarse también a las matemáticas, la informática, la electrónica o la robótica.

La aplicación de los avances conseguidos en estos campos no sólo deben verse como progreso, sino como hallazgos muy susceptibles de ser comercializados. Se ha calculado que el mercado global de la industria nanotecnológica podría alcanzar los 29.700 millones de dólares en el 2015, según Azonano. Esta tasa está creciendo cada año y buena parte de esta cantidad corresponde a las aplicaciones nanotecnológicas en los campos de la medicina y la farmacia.

Desde instituciones sin ánimo de lucro como el Instituto Foresight, se promueve la nanotecnología y se difunden los resultados de las investigaciones, un recurso muy útil para estar al día de todo lo que ocurre en este minúsculo mundo.

Nanotecnología en la medicina: la nanomedicina

El poder de manejar la materia a escala nanométrica nos abre un mundo de posibilidades en todas las áreas que hemos mencionado antes. En el caso de la medicina y la salud, hablamos de la nanomedicina, con aplicaciones que pueden servir para reconstrucciones quirúrgicas o para la detección precoz de tumores.

El ser humano es la razón de ser de la nanomedicina y y las investigaciones en este campo se centran en cosas como la terapia de patologías, el estudio del proceso de envejecimiento o la mejora de las funciones biológicas de las personas.

El tratamiento precoz del cáncer es uno de los aspectos más atractivos dentro de la nanomedicina. Al centrarse en el análisis de nanomateria, podría detectar tumores cancerígenos minúsculos que no son detectados por los sistemas actuales. Por ejemplo se ha inventado un proceso denominado “la bala mágica” que permitiría navegar por el interior del cuerpo humano para identificar y eliminar las células cancerígenas presentes en él. ¿Te imaginas el avance que supondría en la medicina?

Lo mismo ocurre con la identificación y eliminación de virus o cápsulas para suministrar medicamentos. Los últimos estudios están desarrollando prototipos de “vehículos” que naveguen por la sangre y por el cuerpo para limpiarlo de cualquier agente patógeno que exista, algo muy útil en el tratamiento y la cura de enfermedades. La nanotecnología aplicada a estos procesos ya supondría la relación entre la medicina y los nano-robots, aunque aún estamos lejos de que se desarrollen estos elementos.

Robótica, máquinas cada vez más reales y “sensibles”

Ya queda muy lejos aquella visión que teníamos de los robots como seres metalizados, de movimientos bruscos e inexpresivos. Los avances en la robótica nos muestran a robots cada vez más parecidos a los humanos y podemos incluso asustarnos de la imagen y las acciones que están capacitados para hacer.

Ahora, los robots ya pueden disponer incluso de sensores táctiles que les permiten identificar objetos. La Universidad de Illinois ha desarrollado una investigación al respecto en la que a través de unas señales es posible clasificar la textura de las superficies.

Existen cursos y masters de robótica que imparten enseñanzas especializadas para su aplicación en proyectos de ingeniería, construcción, domótica, etc… El sector de la arquitectura puede aprovechar muchos de los avances de la robótica conseguir casas más inteligentes, avanzadas y sostenibles.

La robótica puede aplicarse desde a esas áreas puramente tecnológicas, como la domótica, la ingeniería o el sector industrial, o a áreas más relacionadas con la salud y la mejora de la calidad de vida de las personas.

La robótica-humana

Nuestra visión no sólo ha de ceñirse a los propios robots. La robótica también puede integrarse muy bien con el ser humano y el desarrollo de prótesis son una buena muestra de ello.

Cuando una persona pierde un brazo o una pierna, puede empezar a utilizar algún tipo de herramienta ortopédica que le permita seguir su vida diaria con más normalidad. La ciencia robótica puede ayudar mucho en el avance de estas prótesis e incluso consigue que el propio paciente pueda ordenar con su cerebro, realizar una acción determinada.

La mayor parte de las prótesis actuales tienen movimientos muy limitados y la persona que la lleva implantada ha de hacer un esfuerzo consciente que no le permite realizar otra cosa mientras mueve la extremidad. Las últimas investigaciones están empezando a desarrollar prototipos en los que el usuario pueda controlar estas prótesis de la misma forma que controla un órgano natural. El Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins es uno de los centros en los que se está avanzando en este aspecto.

La nanotecnología ofrece interesantes y variadas salidas profesionales, por la posibilidad que ofrece de aplicarse a diferentes campos. Portales como Biospace.com ofrecen información sobre noticias y salidas profesionales del sector de la nanotecnología.

Portada Ciencia, tecnología e investigación: los pilares del desarrollo

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal