Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Educación bilingüe para los niños, ¿sí o no?

Vie 06, oct. 2017 - alvaroandresriaza - Archivado en: , , , ,

Vivimos en una sociedad global, en la que saber idiomas es fundamental para relacionarse con personas, empresas y países. A priori el bilingüismo parece la opción más adecuada por la necesidad de hablar otro idioma, especialmente inglés pero también francés, alemán o incluso algún idioma asiático. Cuando un estudiante sale al mercado (cada vez más internacional) encontrará mejores puestos de trabajo cuantos más idiomas domine. Pero ojo, los expertos alertan de que una formación bilingüe no es tan positiva para la educación de los niños como parece. ¡Descubre por qué!

El bilingüismo no solo permite al alumno ser más competitivo en el futuro y dominar un idioma sino que también hace al niño más tolerante y comunicativo al tener que relacionarse con otra cultura, es más, puede hasta despertar su curiosidad por los países que hablan ese segundo idioma.

En España, la oferta actual de colegios bilingües ha ido creciendo con el paso de los años. Se imparten en inglés entre el 30 y el 50% de las horas lectivas. Las elegida sueles ser Conocimiento del Medio, Educación Física y Educación Plástica. El problema justo surge en estas asignaturas que se imparten en el segundo idioma. Por supuesto que aprenden otro idioma y eso les ayuda de forma inmejorable en su día a día y en su futuro educativo y profesional, pero hay diversos informes como el que realizó la  Fundación de Estudios de Economía Aplicada, FEDEA, a finales de 2013 que señala en un estudio comparativo que el desempeño en las asignaturas que se dan en inglés es peor en comparación con los colegios que las dan en el idioma nativo. Es decir, se aumenta en la formación en idiomas pero hay un claro efecto negativo en las asignaturas que se imparten en el segundo idioma, las ventajas no son tantas.

Además, los expertos advierten que una vida académica con dos asignaturas diferentes puede hacer ralentizar el desarrollo del niño, sobre todo en los primeros años. Factor a tener en cuenta por los padres para que no se asusten si su hijo no lee o habla con la misma soltura que otros de colegios tradicionales. Aunque, cada caso es único y cada formación de cada escuela también.

¿Qué pueden hacer los padres?

Buscar las mejores opciones educativas. El bilingüismo se puede impartir con diferentes metodologías y puede ser más efectivo en unos centros que en otros. Aunque no debe ser un valor supremo para escoger el centro de enseñanza de los más pequeños termina siendo un factor esencial en la decisión final; al final la sociedad avanza y saber un segundo idioma abre muchas puertas, pero quizá no abre tantas como una buena educación y una transmisión de información eficaz al alumno y en algunos casos, sobre todo si el niño no termina de conocer el idioma de forma absoluta puede perjudicar el aprendizaje del pequeño.

Así mismo el informe detallaba que los alumnos que peores notas sacaban en esta asignatura que se imparte en un 2ª idioma eran mayoritariamente alumnos cuyos padres tienen un menor nivel educativo. Quizá no es tanto el nivel de educación que tengan los padres como si la capacidad para entender por ejemplo en estos casos temas de Conocimiento del Medio en inglés para explicárselo a sus hijos, porque en el caso de las asignaturas que se dan en español los colegios bilingües no son peores de media que los tradicionales ni los niños con padres con menor nivel educativo sacan peores resultados.

Es decir, por supuesto que un padre quiere la mejor educación para su hijo y aprender un segundo idioma es una decisión más que adecuada; pero puede llegar el punto en el que el niño necesita ayuda justo en una asignatura que se imparte en inglés o francés y el padre no pueda explicarlo de forma adecuada por no dominar ese idioma a un nivel que le permita formar a su hijo. En ese caso, sería adecuado acudir a clases extraescolares o profesores particulares para que el niño se iguale con sus compañeros.

A su vez, una desventaja de los centros que no inician el bilingüismo desde los primeros años es que la enseñanza de un segundo idioma no se puede imponer a la fuerza, por así decirlo, necesita asimilarse de forma intuitiva y con el paso del tiempo por cada persona. Ahí es donde ha fallado y sigue fallando la enseñanza inglesa en nuestro país, se empieza a enseñar tarde, con una formación más teórica que práctica y las dificultades de los niños ante ese modelo de aprendizaje no suelen poder resolverse en todos los hogares por la falta de padres que dominen una segunda lengua con soltura y depende de la situación económica de cada hogar para dotar a su hijo de una asignatura extraescolar de inglés que solvente los problemas del colegio.

Como con todo, habrá que valorar las múltiples opciones, las ventajas e inconvenientes de esta formación en dos idiomas y elegir cuál es la mejor opción para los más pequeños.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Vallisoletano y periodista.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal