Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

E-commerce, los beneficios de apostar por el comercio online

Mie 27, jun. 2012 - Christian Pastrana - Archivado en: , , , , ,

Las nuevas tecnologías han revolucionado todos los ámbitos de la sociedad. Hoy en día, gracias a Internet los usuarios tienen la oportunidad de acceder a cualquier parte del mundo con un solo “click”. Un hecho que ha posibilitado que el comercio tradicional se reinvente y se abran nuevas posibilidades de negocio en torno a este sector. Además, el nuevo comercio, el e-commerce, se ajusta a las nuevas realidades de sus clientes, ofreciéndoles mayores prestaciones.

Así, las principales firmas o marcas comerciales se han lanzado ya al comercio electrónico para no quedarse atrás. No obstante, si atendemos a los beneficios que aporta a una empresa ofrecer sus productos de forma online, es lógico el auge que están teniendo las tiendas virtuales entre los emprendedores. Unas ventajas, tanto para las empresas como para los usuarios, que quedan englobadas en el siguiente listado:

- Mayor alcance geográfico. El comercio electrónico permite a las empresas más pequeñas llegar a públicos a los que no podrían llegar de otro modo. Ligado a esto, la ubicuidad de las tiendas online posibilita a los usuarios comprar en cualquier lugar y a cualquier hora.

- Comodidad. Ya no es necesario que el cliente tenga que llevarse días y días buscando un producto en tiendas distintas. Ahora, desde casa cualquier persona puede entrar en una tienda virtual y encontrar lo que más le interese. A partir de ahí, el usuario selecciona su producto y comprarlo con su tarjeta de crédito hasta recibirlo en su domicilio en un plazo determinado.

- Reducción de costes. El coste de una tienda online, aunque tiene su coste, en muchas ocasiones requiere menos inversión que el de una tienda física, por lo que las empresas pequeñas pueden obtener mayores beneficios. Además, esto permite dar a los clientes unos precios más bajos debido a la reducción de la cadena de distribución.

- Mayor oferta. Los usuarios tienen la posibilidad de comparar entre diferentes proveedores de un mismo producto desde su ordenador. Les permite ir analizando cuál es el que más se adapta a lo que están buscando: calidad, precio…

- Comprar en comunidad. Aunque aún no está muy implantado, el social shopping permite a los usuarios mayor socialización, vinculándose a la tienda virtual mediante sus perfiles en redes sociales. Esto posibilita realizar compras junto a otras personas así como recibir consejos de otras personas que ya han comprado esos productos. Por su parte la empresa, consigue mayor conversión al llegar a más personas desde diferentes vías.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista de profesión y formación. Me muevo entre letras y redes sociales. Puedes encontrarme en G+ en Christian/a>

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal