Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Diseñador freelance vs. diseñador en oficina

Vie 31, jul. 2015 - Elisabeth Holgado - Archivado en: , , , , ,

diseñador-freelance-vs-diseñador-oficinaComo muchos otros empleos, el trabajo de un diseñador gráfico no solo se puede realizar desde la oficina, y es que muchos diseñadores optan por convertirse en autónomos o freelance, los cuales son contratados por personas o empresas externas y no centran sus esfuerzos en un único proyecto empresarial.

Ante este entresijo un diseñador gráfico siempre se pregunta cuál de las dos formas de desarrollar su trabajo es la más beneficiosa y, por lo tanto, la que más le conviene. Para ayudarte a aclarar tus ideas, en este artículo vamos a presentarte tanto las ventajas como los inconvenientes de ser diseñador freelance o diseñador de una empresa concreta par que tú mismo puedas tomar la decisión final.

Diseñador gráfico freelance

Una de las ventajas que tiene ser un diseñador gráfico freelance y, por lo tanto, trabajar desde casa es que no implica apenas ningún desplazamiento (únicamente si asistimos a alguna reunión con el cliente), lo que supone un gran ahorro de costes en transporte y, especialmente, del tiempo que se invierte en estos viajes diarios a una oficina, algo que seguramente repercutirá de forma positiva en tu trabajo.

Por otro lado, al ser tú mismo tu propio jefe y no depender de un horario de oficina… significa que no hay horarios para ti, lo que puede convertirse en un arma de doble filo. Esto es así porque en casos de exceso de trabajo podemos aprovechar horas que no pasarías en una oficina (como la madrugada o la noche). Sin embargo, esta amplia flexibilidad puede jugar en tu contra si te la tomas a la ligera y no aprovechas las horas del día para dejar siempre el trabajo para la noche y el último momento.

Como máxima desventaja, el mayor problema que te puedes encontrar a la hora de trabajar en casa son las distracciones, desde las visitas inesperadas hasta la tentación de sucumbir al sofá y al televisor y dejar el trabajo “para luego” o, incluso, pasarse la mayor parte del día durmiendo. Otro punto débil es que no contar con un equipo a tu alrededor puede suponer un freno para las ideas, las cuales muchas veces llegan del trabajo en equipo.

Diseñador gráfico de una empresa

Desde el punto de vista de un diseñador gráfico que trabaja para una empresa, una de las ventajas que puede suponer para él es que requiere de mayor planificación de cara a las tareas a realizar, ya que este normalmente tiene que reportar ante un superior cuáles son sus avances. Además, tiene unos horarios marcados, los cuales está obligado a cumplir.

Por otro lado, contar con una oficina supone contar con un lugar de reunión asegurado, ya no solo de cara a los clientes sino también de cara a trabajar en equipo, ya que la oficina brinda un espacio de debate y diálogo acerca de los proyectos que se están realizando en grupo. El trabajo en equipo además es una fuente de ideas ya que es la unión de puntos de vista diferentes, lo que siempre es algo productivo.

El principal problema de centrar tu trabajo de diseñador gráfico en una sola empresa es que tus proyectos se limitarán solo al sector en concreto al que esta se dedique, algo que para muchos resulta un problema ya que sienten que su creatividad está limitada.

En base a tu experiencia como diseñador gráfico freelance o trabajando para una empresa, ¿conoces otros factores? ¡No dudes en compartirlos!

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista inquieta y redactora de Iberestudios. Enamorada de mi oficio, ya sea con un teclado bajo mis dedos o una cámara sobre mis hombros. En G+ me encontrarás aquí Elisabeth

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal