Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Diez consejos para conseguir una empresa sostenible

Mie 08, feb. 2012 - marroyes - Archivado en: , , , ,

Las empresas deben ser eficientes para lograr el éxito y hay varios niveles para lograrlo. Quizás el primero que nos viene a la cabeza es mantener unas cuentas saneadas y con beneficios y es cierto. Una empresa con unas buenas finanzas es eficiente pero aún podría serlo más. ¿Cómo? Teniendo en cuenta el medio ambiente.

Para ser una empresa ideal en materia de medio ambiente y sostenibilidad, deberíamos compensar el impacto que produce nuestra actividad con acciones medioambientales que la subsanen. Por ejemplo, si necesitamos unas toneladas determinadas de papel para nuestro trabajo, es una buena idea invertir en la plantación de la misma cantidad de árboles que el que se estima que se utilizan en este proceso. Y así sucesivamente.

No negaremos que este proceso es muy complicado y que el tamaño de las empresas puede influir a hacerlo más difícil aún. Pero la solución no es pensar “es demasiado para mí, no puedo” y dejarlo estar. La solución es implementar en nuestro día a día pequeñas acciones que ayuden a mejorar el medio ambiente y a ser más eficientes y sostenibles. Desde Iberestudios queremos ayudarte en este sentido y por eso te hemos recopilado diez acciones que son fáciles de adaptar y que convertirán tu compañía en una empresa sostenible.

-         Recicla. Es muy fácil de decir pero difícil de cumplir. Por este motivo facilita la tarea al máximo. Puedes poner papeleras especiales para papel en la zona de oficinas, donde se suele tirar más cantidad. Si dispones de un office en un centro de trabajo, es importante que dividáis los residuos entre materia orgánica, envases y papel, no cuesta nada hacerlo si tienes las papeleras disponibles.

-         Apuesta por las energías renovables. Son un poco caras de instalar pero a la larga acaba compensando. ¿Por qué no calentar el agua con placas fotovoltaicas? O puede que estés en un sitio donde se genere mucho viento y puedas instalar un molino de energía eólica. Probablemente no hará que tu gasto en electricidad llegue a cero pero sí que ayudará a reducir tu factura de la luz sensiblemente (y con ello a optimizar recursos).

-         Reutiliza. Muchas veces tiramos a la papelera cosas que se podrían reutilizar simplemente porque no hay un lugar para ello. En la oficina muchas veces usamos papeles para tomar notas o hacer esquemas que no tienen porque ser nuevos. De esta manera es recomendable tener una bandeja de papel para reutilizar, que ayudará a que se le dé un nuevo uso. Y esta idea se puede ampliar a cualquier ámbito de reutilización.

-         Valora los avances conseguidos entre todos. Una buena manera de motivar a los empleados para que continúen realizando labores sostenibles es valorando los esfuerzos. Una buena manera es cuantificar el ahorro por departamentos o bien elaborar una newsletter donde se agradezca y se cuantifique el esfuerzo. Si tienes una red interna para compartir información con tus trabajadores, es un buen lugar para publicar resultados o recoger sugerencias de los trabajadores.

-         Promueve la conciliación. No mejorarás en materia de medio ambiente, pero sí que tendrás una empresa mucho más responsable. De hecho, si nos preocupamos en exceso del medio ambiente pero no de las personas, se pierde la esencia del cuidado medioambiental: una convivencia respetuosa. Si tienes empleados con hijos o bien que son estudiantes, prueba de intentar idear los horarios para que puedan conciliar su vida personal y profesional de la mejor manera posible. A lo mejor entrando una hora antes les da tiempo a recoger los niños al colegio y ahorrarse una hora de canguro. Hablando las cosas se puede conseguir unos empleados motivados, productivos y contentos.

-         Promueve el ahorro entre tus empleados. ¿Es realmente necesario hacer todos los desplazamientos en coche? Quizás si distribuyes tarjetas de transporte entre los empleados lo dejen más de lado. De la misma manera, se ahorra muchísimo teniendo un espacio donde poder comer tranquilamente. Hay muchas opciones para ahorrar: luces para los servicios que se apagan si no hay movimiento, grifos con sensores, evitar hacer impresiones que no son necesarias, pizarras magnéticas que se pueden borrar o bien ordenadores en vez de carteles para hacer presentaciones… Las opciones son infinitas.

-         Crea una competición para motivar a los empleados. Si ver los resultados es una motivación para continuar para los empleados, si de vez en cuando montas una iniciativa en materia de sostenibilidad, la productividad en este sector será aún mayor. Incluye algún tipo de incentivo para el departamento que gaste menos o que recoja más residuos. Hay muchas posibilidades y los trabajadores se implicarán para conseguirlo.

-         Comparte conocimientos. Está bien que tus empleados sean conscientes de lo sostenibles que son pero ¿por qué no hacerlo público? Una empresa sostenible debe hacer bandera de ello y publicitarlo. Está bien que el resto de empresas, los clientes y los consumidores sepan que esta empresa tiene en cuenta su huella medioambiental. Además, convertirte en una empresa que se preocupa por el medio ambiente con hechos contrastables mejora mucho la imagen de la firma.

-         Apuesta por la flexibilidad. No solo horaria, como hemos visto antes. A veces hay un tipo de empleados que no son necesarios físicamente en la oficina y que podrían realizar el mismo trabajo desde casa. Es una posibilidad que cada vez más personas valoran y que se plantean seriamente el 40% de los europeos. Quizás es hora de replantearse quien es físicamente necesario y quien no.

-         Usa aparatos eficientes, son una inversión. Como en el caso de las energías renovables, el uso de aparatos eficientes requiere una inversión previa que a la larga se amortiza con un ahorro energético y de producto que sale a cuenta.

Y vosotros, ¿sois sostenibles en vuestro puesto de trabajo? Si usáis alguna de estas soluciones o incluso si queréis compartir otra que os funcione en vuestro trabajo, no dudéis en comentárnoslo.

¿Te ha gustado esta noticia?
1 comentario Compártela:
|1|Ángel González|19 febrero, 2012 a las 17:59

El carpooling o coche compartido es una medida de ahorro importantísima para cualquier mediana/grande empresa que quiera reducir gastos. Pero también parala vida diaria, no solo de casa al trabajo.

Es algo que en España por fin se está implantando aprendiendo de lo que hacen en Europa desde hace años. Yo recomiendo la página carpooling.es que es fácil y cómoda de usar. Un saludo

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal