Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Cuándo no fiarse de un Ranking ¿En qué se basan y para que sirven?

LOS RANKINGS

La elaboración de un ranking de universidades o un ranking de escuelas de negocio es una práctica que se ha extendido en todo el mundo. Los ingleses fueron los pioneros en elaborar este tipo de clasificaciones, pero hoy en día cualquier país elabora estas clasificaciones, tanto a nivel general, como de un determinado aspecto de las instituciones.

Los rankings atienden a una infinita cantidad de variables: centros internacionales o nacionales, según la satisfacción de los alumnos, la calidad de los programas formativos, según el nivel de los proyectos de investigación del centro, sobre la presencia de los centros en la web, etc. A esta heterogeneidad se debe que un centro pueda aparecer en diferentes posiciones según el tipo de ranking del que se trate.

pies corredorLa publicación de rankings mundiales se ha convertido en una práctica muy común y de gran importancia para los centros a la hora de captar alumnos. Muchos centros aumentan significativamente en número de matriculaciones gracias al mero hecho de aparecer en ellos, sobretodo en cuanto a Rankings MBA.

Las tendencias de rankings, no sólo académicos sino de cualquier tema, parecen haberse convertido en una moda de competitividad en la carrera por lograr una enseñanza de calidad. La variedad es infinita: por países, por continente, por especialidad, en cuanto a nivel de investigación, comparativas de programas académicos…Los rankings de universidades, escuelas de negocios o centros de enseñanza superior se suceden cada año. Algunos como el de Webometrics, se publican cada 6 meses.

¿Cuando no creerse los resultados de un ranking?

La multiplicación de rankings y la importancia que tienen para los centros de formación ha provocado que en muchos casos se cuestione su metodología. Existen informes especializados que analizan los problemas metodológicos de este tipo de estudios, como “Atracción Fatal: Problemas conceptuales y metodológicos en los rankings universitarios” de Anthony Van Raan.

Las escuelas valoran su aparición en estas clasificaciones aunque, como afirma María Teresa Gonzalo, Directora General de Les Roches Marbella International School of Hotel Management “Consideramos que es un elemento muy significativo siempre que estos rankings y acreditaciones sean elaborados y otorgados por entidades cualificadas e independientes”.

En cualquier caso, podemos hablar de factores generalizados a la hora de no creernos los datos de un ranking:

  • Cuando esté respaldado por una organización privada con ánimo de lucro que explota el negocio de los rankings, debe ser tratada con mucho cuidado
  • Cuando una universidad se sitúe en un lugar alto de forma totalmente inesperada
  • Rankings que se basen en un ámbito académico determinado, como la investigación, en detrimento de otras disciplinas. No muestran una valoración global.
  • Rankings basados en encuestas, sin ningún otro tipo de metodología que las preguntas a alumnos o profesores

Organismos como la UNESCO o la OCDE han tomado partido en esta cuestión y han asumido este reto a nivel mundial, dadas las necesidades de la actual sociedad del conocimiento, que demandan instituciones con un alto nivel formativo.

En 2004, la UNESCO fundó el Grupo de Expertos de Rankings Internacionales (IREG), en colaboración con el Centro Superior de Europa y el Instituto de Políticas de Educación Superior en Washington, con el objetivo de fijar los principios de calidad y buenas prácticas en la elaboración de rankings internacionales de educación superior.

¿En qué se basan?

Es muy fácil encontrar rankings de clasificaciones de las mejores universidades, de escuelas de negocio, ranking MBA, etc. Las clasificaciones se hacen en base a varios parámetros según la temática o el ámbito geográfico el ranking.

Sin embargo, hay ciertas variables predominantes a la hora de elaborar un ranking:

  • La visibilidad de las instituciones: es un buen medidor para cuantificar el impacto y el prestigio de las universidades. Puede hacer referencia a la presencia en la web,
  • Resumen el rendimiento global de la institución:
  • La comunicación convencional (revistas, repositorios) y web
  • La tasa de abandono del alumnado
  • La tasa de graduados por curso académico

¿Para qué sirven?

Los rankings universitarios sirven para definir el prestigio y la calidad de la enseñanza de un centro. Aunque en unprincipio nacen como guía para el alumno, los centros los utilizan para analizar cómo se percibe su nivel de educación de cara al exterior.

Puede ser determinante a la hora de atraer a nuevos alumnos. Universidades y escuelas de negocio ven cómo influye su presencia, en el número de matriculaciones. Según Annie Medina, directora del Campus de Madrid de ESCP Europe “hoy día esta presencia es muy importante dado que la competencia entre escuelas y universidades no es sólo nacional, como antes, sino mundial. Los rankings sirven de guía para los alumnos que deseen conocer, con un sólo golpe de vista, la oferta actual de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo”.

Además de la oferta de una formación de calidad, los estudiantes buscan muchas veces el prestigio de una escuela o universidad, pues tendrá mucho peso en su curriculum a la hora de buscar un puesto de trabajo. La presencia en un ranking puede actuar como guía en la elección del centro formativo de un alumno.

Según José Antonio Bellmunt Tabero, director de gerencia de ESERP Business School, “la presencia en los rankings es un aspecto importante en la decisión del alumno, si bien ha de ir acompañado de calidad en los estudios y el profesorado que ratifique lo que dicen los Rankins y las acreditaciones. “

Para los propios centros, la presencia o ausencia en este tipo de clasificaciones puede servir para ver su nivel formativo con respecto a otras instituciones, además de servir para ver si ha conseguido los objetivos fijados en un plazo determinado y, en tal caso llevar a cabo las acciones pertinentes para mejorar la calidad de su oferta formativa.

La RSC como complemento a una imagen de prestigio

La Responsabilidad Social Corporativa es un factor que las universidades y escuelas también tienen muy en cuenta a la hora trasmitir una buena imagen cara el exterior. La mayoría de los centros a los que hemos entrevistado llevan a acabo acciones de RSC.

Entre ellas, es de especial importancia el contacto con antiguos alumnos. La Universidad Europea de Madrid, por ejemplo, ha puesto en marcha Alumni, una plataforma web para mantener una comunicación bidireccional con antiguos alumnos. Gracias a ello se puede seguir la evolución de los ex-estudiantes, su adaptación al mundo laboral y permite ampliar la red de contactos profesionales.

Escuelas como ESIC poseen departamentos dedicados exclusivamente a RSC, no sólo entre alumnos y empresas sino que generan proyectos propios de RSC, como la Fundación Orbayu, que favorecen el desarrollo de las personas más desfavorecidas de América Latina.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal