Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Consejos para no equivocarte al elegir una carrera

Lun 31, jul. 2017 - alvaroandresriaza - Archivado en: ,

cursos gratis online y aplicaciones y plataformasTodos los años, tras superar la selectividad, suena la misma pregunta en las cabezas de los estudiantes españoles: ¿Qué carrera universitaria estudio? 4 años de carrera que condicionan toda la vida; una decisión que se toma en una edad juvenil pero que influye en la trayectoria profesional de nuestras vidas. Esta elección puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabezas para los jóvenes que no siempre tienen claro qué es lo quieren ser. E incluso puede que la opción que siempre habían querido estudiar no la pueden realizar por la dichosa nota de corte. ¿Cuáles son los mejores consejos para no fracasar en la elección universitaria y acertar en la elección?

Consejos para  acertar y no equivocarte al elegir una carrera universitaria

Elabora un plan de elección

Primero reflexiona durante unos días, ni se te ocurra mandar la solicitud de la carrera el primer día que se abre el plazo, no podrás modificarlo. No tienes prisa, valora bien tus opciones.

Empieza escribiendo tus fortalezas y debilidades, qué sabes hacer y qué no, pero también qué es lo que quieren aprender y qué no.

Especifica primero las ramas que no te interesan para ir descartando opciones. Ya tendrás tiempo de poner las que más te interesen cuando te hayas informado y valorado todas las opciones.

Falta de información

Debes contar con todos los datos y detalles posibles para decantarte por una opción. Saber su contenido, el programa (asignaturas, posibles prácticas), salidas laborales, enfoque de la Universidad que imparte la carrera… No debes dejarte convencer por rumores, estereotipos o prejuicios que seguramente no tengan nada que ver con la verdad. Infórmate todo lo posible (y más) para saber si encaja con lo que te gusta y con lo que necesitas. Es una de las decisiones más importantes de tu vida y aunque se tome a una edad temprana deben hacer todo lo posible para acertar con la elección.

No obsesionarse con la nota de corte

En ocasiones un alumno brillante (con nota alta) parece que tiene la obligación de elegir una carrera con una nota de corte elevada y no tiene por qué ser así. Si tu vocación es una profesión que tiene un acceso a la Universidad con menor nota no dudes en elegirla (recordemos que la nota de corte simplemente se obtiene por la cantidad de alumnos que solicitan plaza en una carrera en la última matrícula (no quiere decir que la carrera sea más sencilla o complicada ni más prestigiosa o con menos salidas). Por lo tanto, es un error elegir carrera solo por pensar que es insensato elegir una carrera con una nota más baja de la que dispone el alumno. Apúntate a una carrera que te motive, que te ilusione y en la que puedas crecer profesionalmente y personalmente.

No decidir solo por lo que sabes hacer sino por lo que te gusta hacer

Porque a alguien se le den muy bien las matemáticas no tiene por qué estudiar una Ingeniería o Matemáticas Puras; lo mismo se le da bien pero no le gusta nada y en cambio le apasiona el arte. El talento es importante y normalmente nos suele agradar algo que se nos da genial pero no es un factor definitivo. ¿Por qué va a estudiar una carrera con la que no va a estar motivado por mucho que sea capaz de lograr sacarsela? ¿No será mejor hacer algo que le apasione de verdad? Recuerda que vas a trabajar durante toda la vida en el sector en el que elijas; la motivación y las ganas son fundamentales en tu elección.

Guiarse por las salidas laborales

Aunque hay que tener muy en cuentas las salidas laborales —al fin y al cabo la cantidad de oferta de trabajos es un dato que suelen tener muy en cuenta los estudiantes que tienen dudas— no debe ser el único factor a tener en cuenta. Esto está muy relacionado con los consejos anteriores sobre la motivación e ilusión por una carrera. Por muchas salidas que tenga un empleo si vamos a odiar durante toda la vida trabajar en él… quizá no sea la mejor decisión. Usa la cabeza pero también piensa lo que vas a sentir trabajando en ese sector.

Eliges tú, no tu entorno

Por supuesto que hay que tener en cuenta las opiniones de los familiares, amigos… Pero el que de verdad tiene que escoger y valorar todas las opciones posibles eres tú. Y desde luego, la peor opción es elegir una carrera simplemente porque un amigo o una pareja la va a hacer; no puedes encaminar tu futuro a la elección consensuada de otra persona. Elige tú pero con los fundamentos suficientes para acertar con la decisión.

No basarse por la dificultad de la carrera

Muchos deciden estudiar algo sencillo, cómodo que no les resulte muy complicado sacarse la carrera de esa titulación o incluso solo decantarse por carreras que estén cerca de su casa. Otros en cambio se ven obligados a meterse en la carrera más complicada para demostrar sus capacidades, para ver que pueden hacer lo que otros no pueden. Ninguna de las dos decisiones es la más adecuada. Elige lo que sea lo mejor para ti, sé valiente y no mires la dificultad o comodidad. Si puedes quedarte cerca de casa para estudiar la carrera que mejor te encaja perfecto, pero si tienes que trasladarte por labrarte un buen futuro no dudes que será la mejor decisión. Y lo mismo con la dificultad, aunque puedas superar una carrera difícil, si no te agrada el temario ni el trabajo que vas a realizar no va a ser una decisión acertada.

Habla con profesores y profesionales que hayan cursado la carrera

No te quedes con dudas. Primero debes cuestionar en tu centro formativo todas las preguntas y cuestiones sobre la carrera que pretendes estudiar, los profesores te guiarán y aconsejarán. Si con esa información no es suficiente siempre puedes aprovechar las visitas guiadas a las Universidades para relacionarte con los profesores de la carrera que quieres demandar y solucionar tus dudas. A su vez y más ahora con la facilidad de comunicación que nos permiten las RRSS, puedes intentar hablar con algún profesional que trabaje en el sector que te interesa y que haya estudiado la formación universitaria que te interesa, él te aclarará las últimas dudas.

No tienes la obligación de ir a la Universidad

No estudies una carrera por estar presionado por tu ambiente familiar o por tu entorno de amistades. Si no quieres estudiar una carrera lo peor que puedes hacer es meterte en una; sin motivación tienes todas las papeletas para dejar la carrera a mitad de curso, perder dinero y tiempo. Estudia algo que te apasione, si no te ilusiona nada prueba con otro tipo de formación o por introducirte en el mundo laboral.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Vallisoletano y periodista.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal