Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Consejos para el primer día de trabajo

Mie 16, abr. 2014 - Markos Goikolea - Archivado en: ,

Son muchos los sentimientos y emociones que se sienten el primer día de trabajo. Estas sensaciones se intensifican si el puesto de trabajo es de nuestro interés. Es muy comprensible estar nervioso pues nos enfrentamos a muchos cambios importantes y queremos dar una buena imagen. Para empezar el primer día con buen pie lo mejor es ser uno mismo y dar lo mejor que tengamos. Si aún así no tienes claro como actuar, aquí te detallamos algunos pasos claves a seguir.

Factores a tener en cuenta

Ves descansado: a veces es difícil, pues a muchos nos cuesta dormir el día anterior de una acontecimiento importante. Tenemos que intentar dormir mínimo 6 horas, esto nos hará estar frescos y centrados. Es muy probable que el primer día recibamos muchos datos e información, por ese motivo debemos estar preparados.

Nútrete: este punto está muy vinculado  con el anterior, tenemos que coger fuerzas para el primer día.

Vestuario: para muchos y muchas, qué ropa ponerse es una elección difícil el primer día de trabajo. Si sabemos que estilo de ropa se lleva en la empresa perfecto, si no sabemos apostaremos por un vestuario clásico. No queremos llamar la atención el primer día.

Puntualidad: este punto es bastante evidente, no podemos llegar tarde y menos el primer día de trabajo. Para evitar sustos, aconsejamos levantarse con antelación, informarnos de la manera más rápida de llegar al puesto de trabajo ya sea en vehículo propio o en transporte público.

Proactivo: tenemos que demostrar una actitud proactiva, aconsejamos llevar un cuaderno para apuntar información importante.

Naturalidad: este factor es muy fácil de decir y difícil de llevar a cabo. Es normal estar algo nervioso e incomodo, pero ante todo tenemos que relajarnos y mostrar la actitud más natural que podamos.

Adáptate: en todos los puestos de trabajo existen costumbres, por ejemplo: la hora del almuerzo, la hora del café… Tenemos que adaptarnos a todas esas costumbres con una actitud abierta, estos momentos son los mejores para socializarse.

Sonríe: con una sonrisa llegaremos más lejos que con el cejo fruncido.

No preguntes demasiado: está claro que el primer día tenemos que realizar muchas preguntas, pues recibiremos un gran volumen de información. Pero tenemos que ser moderados en las preguntas, no atosigar a los compañeros ni interrumpir conversaciones.

Seguridad: tenemos que presentar una actitud de seguridad, demostrando que poseemos unos ciertos conocimientos, los mismos que te han permitido llegar aquí.

Estos son solo algunos de los factores a tener en cuenta para asistir el primer día a nuestro nuevo puesto de trabajo. Esperamos que este artículo pueda ayudar a todas las personas que se enfrentan al día más temido pero más deseado: el primer día de trabajo.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciado en comunicación audiovisual y blogger incansable persiguiendo la actualidad informativa. Colaborador en Iberestudios.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal