Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Cómo utilizar una plataforma para webinar para transformar la formación tradicional en un curso online?

Lun 11, jun. 2018 - Ramón Quintana - Archivado en: , ,

Los programas presenciales de formación pueden multiplicar su impacto si se transforman en cursos online gracias a las plataformas para grabar webinar. La ventaja de este sistema es que apenas hay que hacer cambios en el curso: la sala física se transforma en una sala virtual. Y los materiales que se visualizan en clase durante la ponencia impartida por el profesor también se pueden mostrar a lo largo del seminario online.

Las ventajas, en cambio, son muchas. Se multiplica la difusión del curso: es posible llegar a alumnos que por su horario o ubicación geográfica no pueden asistir físicamente a clase. Y, además, se multiplican los ingresos para el centro de formación.

De hecho, la formación a distancia es uno de los sectores que registran un mayor crecimiento económico. Se estima que en 2017 más de treinta millones de personas se formaron a través de internet, lo que generó unos beneficios de 300 millones de euros.

Primer paso: elegir una buena plataforma

Existen una gran variedad de plataformas que permiten emitir cursos y seminarios online. Sin embargo, conviene elegir una con la capacidad y las herramientas técnicas suficientes para transformar los programas de formación tradicionales en cursos online.

  • La solvencia técnica de las herramientas es importante porque los problemas de conexión durante las clases o la dificultad de que los alumnos se conecten aumenta la posibilidad de abandono.
  • La sala virtual donde transcurre el curso debe visualizarse correctamente en todo tipo de dispositivos ya que seguramente muchos alumnos seguirán su formación desde dispositivos móviles.

Conviene tener en cuenta que parte del éxito de la formación online radica en que requiere de un 40 a 60% menos tiempo que la formación presencial, aunque los contenidos sean los mismos. Todo gracias a que se evitan desplazamientos y a que los cursos virtuales se pueden realizar en el momento más conveniente para los usuarios, lo que no interfiere en otros programas de estudio o en el horario laboral.

¿Cómo convocar a los alumnos?

Las plataformas para webinar disponen de una libreta de direcciones desde las que clasificar y gestionar los contactos de alumnos inscritos en el curso.

Además, permiten personalizar la apariencia tanto de las invitaciones como de la sala de curso con los logotipos y colores corporativos, lo que genera una imagen positiva del centro de formación.

En algunas plataformas incluso existe una función multiusuario, de modo que varios formadores pueden utilizar la misma plataforma para programar clases.

¿Cómo utilizar la sala de formación virtual?

Antes de conectarse para impartir la formación, los alumnos son dirigidos a una sala de espera en la que conviene ofrecer algún tipo de información mientras aguardan a que empiece el curso, por ejemplo, en qué consistirá la clase de ese día, o los archivos que se pueden descargar.

Una vez comience la formación, existen multitud de herramientas dentro de este tipo de plataformas que permiten que se pueda ofrecer una clase de manera similar a cómo se realiza en un curso presencial:

  • Se pueden compartir documentos y presentaciones.
  • Se puede utilizar una ‘pizarra interactiva’ que permita al profesor dibujar o escribir sus diagramas y ejemplos.
  • Es posible realizar ejercicios y tareas durante el curso online.

Además, los alumnos pueden interactuar durante la clase gracias a las funciones de “chat” en la que el propio profesor actúa como moderador.

Los beneficios de utilizar estas herramientas durante los cursos están probados. Hay estudios que señalan que los programas de formación online mejoran la tasa de retención del conocimiento (hasta un 60%) frente al aprendizaje tradicional (con tasas de retención del 8-10%).

¿Qué otras posibilidades ofrecen estas plataformas?

Después de la clase, estas plataformas permiten realizar un seguimiento de los alumnos gracias a diversas opciones:

  • Si el curso ha terminado, es posible enviar una página de agradecimiento en la que incluir documentos de interés que puedan consultar, ejercicios para practicar o cualquier otro tipo de material que pueda ser útil para los alumnos.
  • La clase realizada en directo se puede grabar, de modo que pueda ser reenviada a aquellos alumnos que no pudieron asistir o a aquellos que quieran consultar alguna parte de la clase para repasar.

Y, además, permiten medir los resultados. No solo a través de encuestas, que se pueden enviar al finalizar la clase o el curso, sino también de estadísticas para conocer cuántos se inscribieron, o cual fue la tasa de abandono. Todo ello es información valiosa que permite aplicar mejoras para optimizar los programas de formación.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Prosumidor empedernido. Licenciado en comunicación y periodismo. Redactor jefe en Iberestudios. Enamorado de internet y las redes sociales y sobre todo de las nuevas formas de relación entre personas que favorecen el conocimiento y el aprendizaje.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal