Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Cómo repasar antes del examen

Vie 19, dic. 2014 - Sandra Bortolotti - Archivado en: ,

El repaso es una técnica esencial para el éxito académico, pues es la culminación del proceso de memorización y la garantía de que no nos fallará la memoria cuando estemos haciendo el examen. En síntesis, hay tres tipos de repaso: el primer repaso, los repasos intermedios y el último repaso.

El primer repaso

como repasar antes del examenEl primer repaso es aquel que realizamos tras haber elaborado los esquemas o resúmenes de aquellos temas más relevantes o difíciles. Recuerda que es mejor no dejar pasar más de dos días desde que has elaborado estas síntesis para empezar a repasar.

Mientras repasas, procura evocar en voz alta aquello vas aprendiendo o dibujarlo con gráficos o formas. Asimismo, procura dominar primero la estructura del temario, para que tengas una idea clara de cómo se relaciona cada concepto y dónde se sitúa. Intenta ir apartado por apartado, tomando nota de los errores y olvidos, para revisarlos al acabar de repasar cada capítulo.

Cuando acabes de repasar hasta el último apartado, vuelve a hacer una lectura ultrarrápida para refrescar todos los conceptos y corregir los olvidos. Además, no descartes mejorar o rehacer algún resumen o esquema en el caso de detectar algún error importante (de contenido o formato).

Antes del último repaso

El último repaso es esencial pero antes de llegar hasta él, es conveniente hacer otros repasos intermedios para detectar fallos y entrenarte de la mejor manera posible. Depende del nivel de trabajo y el tiempo del que dispongamos, pero en general se aconsejan unos dos repasos después del primero y antes del último.

El último repaso

Llegados a este punto, tu cerebro debería poder reaccionar rápidamente a la hora de dar una respuesta. Deberás hacer el último repaso el día anterior al examen y hacerlo de forma parecida a los anteriores repasos pero más rápidamente y con más agilidad, de forma que te prepares para el examen y el tiempo que tendrás para el mismo. Procura no hacer un último repaso con dudas o fallos sin resolver y, antes de irte a dormir, echa una última mirada veloz a modo de refresco visual, con el fin de tranquilizarte.

Finalmente, recuerda que estudiar de forma desesperada a 15 minutos de empezar el examen de poco te va ayudar. En este sentido, procura llegar tranquilo al aula de examen y no charlar con tus compañeros de temas que produzcan tensión. No olvides consultar nuestro artículo sobre las 40 pautas generales para aprobar un examen para tener una visión general de lo que tratamos en este reportaje especial, formado por 5 artículos.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista productora y consumidora de cultura, a la que llego a través de libros, la pluma, el pincel, Internet y las redes sociales.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal