Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Cómo estudiar en verano? Cursos para preparar los exámenes de septiembre

Mie 01, jun. 2011 - Eva Rodriguez - Archivado en: , , , , ,

Hay quien estudia en verano porque no tiene más remedio. Se presenta a Selectividad en septiembre, tiene que recuperar alguna asignatura de la carrera o debe continuar preparándose para las oposiciones.

También asisten a cursos de verano, pero son cursos de refuerzo, para afianzar lo aprendido durante el año, hacer un curso de oposiciones o acudir a una academia para preparar el examen de acceso a la universidad.

Sea cual sea el caso, estudiar se hace muy cuesta arriba en verano. ¿Cómo estudiar en verano? Es la pregunta que muchos se hacen y a la que nosotros te ayudamos a responder:

Recopila todos los apuntes

Asegúrate de que tienes toda la materia de la asignatura, porque si necesitas acudir a algún compañero, es probable que se haya ido de la ciudad. Reunir todo el material encima de la mesa te evitará perder tiempo y que te falten apuntes.

¿Cuántas asignaturas tienes que estudiar?

Muchos los van dejando lo van dejando y al final del verano se encuentran con que no tienen tiempo suficiente para estudiárselo todo. Por eso es importante que dividas el tiempo del que dispones por el número de asignaturas que debes preparar. Fíjate también en la dificultad de las mismas y en lo bien o mal que se te dan.

No te niegues la diversión

Es necesario un equilibrio. No todo es estudiar ni todo es divertirse. Si te pegas grandes palizas, te costará cada vez más concentrarte. Todo el mundo necesita oxigenar el cerebro y apartarse por un momento de los libros. Lo ideal, si necesitas estudiar duro, es hacer como mínimo, tres horas de descanso cada día y pequeñas pausas de 15 minutos entre las horas de estudio.

“Estudia” tu ambiente de estudio

No te rodees de personas que estén de vacaciones. Ver que los demás se divierten mientras tú tienes que estudiar, es muy duro. Si no tienes más remedio que estudiar en tu casa, intenta fijarte unos horarios y dejar claro a tus amigos y familiares, las horas en las que quedarás con ellos.

Además debes estudiar en una habitación fresca, vacía de “tentaciones” de diversión como los videojuegos, el ordenador, la televisión; y mejor aún si es una habitación interior que no dé a la calle.

Organiza tus comidas

No cometas el error de comer estudiando. Aprovecha para comer con tu familia o amigos, charlar, reírte y desconectar de los libros. Concéntrate en disfrutar de la comida y de un tiempo de descanso.

Portada: Cursos de Verano, la formación más refrescante

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Periodista, Blogger y responsable de comunicación y marketing. Apasionada por lo que hago. En G+ me encontrarás aquí Eva

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal