Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Trabajar y estudiar a la vez: 8 consejos para optimizar tu tiempo

Lun 22, ene. 2018 - Ester Ribas - Archivado en: , , ,

Trabajar mientras estudias puede sumar mucho a tu curriculum, pero si no se hace bien puede ser un sobre esfuerzo considerable que desgasta mucho y sin una buena gestión puede ser contraproducente. En este artículo te vamos a dar los consejos necesarios para trabajar y estudiar a la vez y no morir en el intento.

Regla número uno: ¡Organízate! No es fácil, pero el orden es la primera clave para alcanzar tu objetivo. Es importante dedicar un poco de tiempo a pensar y marcar en un calendario exámenes, fechas de entregas y tiempo para realizar la tarea. Con esta idea general será más fácil repartir el tiempo y focalizar tus esfuerzos dependiendo de la fecha en la que te encuentras.

Regla número dos: trabaja la autodisciplina y aprovecha tu ritmo biológico. Nuestro cuerpo tiene unos ritmos y podemos aprovecharlos según nos convenga si creamos un hábito constante y tenemos autodisciplina. Por ejemplo, después del trabajo no podemos concentrarnos para estudiar, a lo mejor realizar una actividad disuasoria como hacer ejercicio o leer nos puede dar fuerzas para estudiar después. O levantarnos antes para realizar unas horas de estudio y después trabajar, etc. Cada uno es distinto es bueno ir probando y encontrar la forma ideal de rutina que nos ayude a alcanzar nuestras metas.

Regla número tres: realiza un cronograma y establece unas metas a corto y largo plazo. Ten claro las horas que puedes dedicar cada día al trabajar, al estudio y al ocio. Claras estas horas márcate unos objetivos diarios o semanales según los plazos de entrega que tienes establecidos.

Regla número cuatro: sé realista con los objetivos y las cargas de trabajo. Establecer objetivos imposibles supone una frustración y no saca adelante el trabajo. Para evitarlo, se realista, tú mismo conoces tus capacidades así que prioriza, jerarquiza el trabajo y marca un ritmo de trabajo acorde a tus posibilidades. Sin prisa, pero sin pausa.

Regla número cinco: no te satures y evitar los picos de trabajo. Si te organizas desde un principio es para evitar este tipo de situaciones que pueden dañar tu salud y puede ser negativo dentro del aprendizaje. El estrés seguramente será inevitable, pero depende de cada uno aprender a gestionarlo para que no te gane la partida.

Regla número seis: descansa. Parece básico, pero a veces se olvida. Dormir las 8 horas necesarias es muy importante para rendir bien. La cafeína está muy bien pero descansar está mejor.

Regla número siete: ordena tu sitio de trabajo y estudio y hazte con buenos materiales para realizarlos. Otro aspecto que parece básico pero no siempre lo es. Un ambiente ordenado evitará distracciones y pérdidas de tiempo. También que el sitio sea cómodo y silencioso mejorará la concentración y será propicio a crear una rutina de estudio o de trabajo.

Regla número ocho: no te olvides por qué lo haces y ten en mente siempre tu motivación. Sería muy fácil tirar la toalla, pero no lo haces porque tienes una motivación u objetivo. Sea cual sea no lo pierdas de vista y a por ello, seguro que el esfuerzo merecerá la pena.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal