Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

Cómo mejorar la comunicación interna de una empresa

Mar 05, dic. 2017 - Ester Ribas - Archivado en: ,

comunicación interna empresa

Para garantizar el buen funcionamiento de una empresa es fundamental la comunicación interna. En todas las empresas encontramos distintos departamentos que desempeñan funciones específicas y diferentes, pero es importante que todos estén al corriente de lo que sucede en cada uno de ellos, para así asegurar el correcto desarrollo de la actividad empresarial.

Una mala comunicación interna puede ser el causante de que los tratos no se cierren, de perder clientes, de una baja productividad, entre otros. Es por esto, que es importante que la comunicación interna de una empresa cumpla unos objetivos específicos:

  • Mensaje unificado: Transmitir a los trabajadores la misión, visión y valores de la empresa para que estos sean aplicados en los distintos departamentos.

  • Compartir siempre los logros: es importante que todos los trabajadores estén al corriente de todos los logros que consigue la empresa, gracias al trabajo que desempeña cada uno.

  • Agilizar: Es importante que todo lo que sucede sea comunicado a todos los departamentos a través de herramientas como newsletter o comunicados, para así, que una información llegue igual para todos y de manera más fluida.

  • La opinión de todos es importante: Todas las propuestas de mejora o de cambios deberían ser escuchadas.

Antes de empezar a hablar de cómo mejorar la comunicación interna de una empresa, es importante mencionar los distintos tipos de comunicación interna que existen, para así ver, cuál encaja mejor con nuestra política de empresa.

Comunicación horizontal

Este tipo de comunicación interna se lleva a cabo en empresas donde se trabaja por proyectos independientes o por departamentos.

Comunicación vertical

Esta puede ser ascendente o descendente. En el caso de la ascendente se informa de empleado a jefe y en el caso de la descendente, de jefe a empleado.

En caso que ya dispongamos de una comunicación interna y tengamos muy claro cómo debe estructurarse, vamos a dar algunas herramientas de cómo mejorarla:

1. Establecer unos objetivos

Muchas veces los empleados no tienen muy claro lo que se espera de ellos o cuál es su papel en la empresa. Es por esto, que es de suma importancia dejarselo claro nada más entrar a formar parte del equipo de la empresa. Además, si queremos que estos objetivos se cumplan, será necesario realizar un seguimiento exhaustivo de la empresa.

La gamificación puede ser la mejor forma para mejorar la comunicación interna y que los objetivos queden claros, además, aporta feedback entre los empleados y la empresa muy positivo.

2. Utilización de redes sociales internas

Herramientas como Slack o Hangout de Google pueden ayudarnos a tener una comunicación interna más fluida y directa, y dejar atrás las interminables cadenas de emails. Estas nos permiten compartir contenido, separar los chats por temáticas o personas, entre muchas otras acciones.

3. Comunicados internos

A veces, dependiendo del número de empleados de una empresa, es muy difícil informar a todos y cada uno de ellos. Por esto, podemos utilizar comunicados internos convencionales, o aprovechar la redes sociales, y enviar newsletter internas, vídeos o utilizar la tecnología de la “nube” para compartir documentos. De esta manera, la comunicación será más dinámica y llegará a todo el mundo.

4. Plataformas para difundir ideas innovadoras

Tener un equipo motivado es fundamental para garantizar la productividad y buen funcionamiento de la empresa. Para conseguirlo, es importante que los empleados se encuentren integrados en la mejora y cambios de algunos aspectos de la empresa, por esto, sería positivo utilizar la metodología Lean, es decir, crear una plataforma donde los empleados pudieran dar su opinión y aportar nuevas ideas.

5. Documentos y información de interés online

Es habitual que los empleados tengan dudas sobre algún aspecto de la empresa, y lo normal es que lo pregunten a los compañeros o a sus superiores, pero a veces, se puede tardar mucho a obtener una respuesta, y esto, retrasa el trabajo. Para evitarlo, podemos colgar toda la documentación o información de interés de manera online, para que así, la puedan consultar siempre que les haga falta. Con esta metodología ahorraremos tiempo y esfuerzo.

Algunos ejemplos de documentación pueden ser:

  • Documento de solicitud de vacaciones

  • Guía de emergencias

  • Directorio de teléfonos

  • Guía sobre la cultura de empresa

6. Control de las reuniones

Las reuniones suelen ser muy útiles para estar al tanto de todo lo que sucede en la empresa y de la organización del tiempo de los trabajadores. Aun así, muchas veces pueden suponer unos problemas que tendríamos que solucionar:

  • Nunca sabemos cuándo acabarán. Marcar un horario y cumplirlo podría ser de gran ayuda para una mayor eficiencia.

  • A veces los empleados no disponen de la información necesaria para abordar correctamente la reunión.

  • Muchas veces se convoca a más gente de la necesaria.

  • Abordar distintos temas sin seguir un planning.

Realizando estas acciones conseguiremos mejorar nuestra comunicación interna así como la productividad y el bienestar de la empresa en general.

¿Crees que la comunicación interna de tu empresa no es la correcta y quieres mejorarla? Entonces quizás te interese alguno de estos cursos:

  • Objetivos y beneficios de la comunicación interna.

  • Habilidades comunicativas.

  • Ventajas de mejorar la comunicación interna de tu empresa.

  • Liderazgo y comunicación interna.

También te puede interesar...
¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal