Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Tienes una idea? ¡Hazte emprendedor! Todo lo que debes saber para conseguirlo

Mie 07, dic. 2011 - marroyes - Archivado en: , , , ,

Un emprendedor es más que un empresario. Es alguien que se arriesga cuando la gente de su alrededor hace lo contrario y que ve un nicho de mercado allí donde otros no lo ven. Un emprendedor es aquella persona que pasa a la acción cuando ve una oportunidad y que reúne los recursos que haga falta para llevar a cabo ese negocio porque cree ciegamente en él.

Un ejemplo de emprendedor es Steve Jobs. Creyó en su idea de llevar la informática a los hogares en una época en que era cosa de unos pocos. Creyó en esta idea y en él mismo para llevarla a cabo y, aunque su carrera tuvo altibajos, consiguió su objetivo.

Los emprendedores tienen unas características comunes. Suelen ser partidarios de la flexibilidad en el trabajo. Se suelen caracterizar por ser dinámicos y creativos así como ambiciosos. También son personas a las que no les asusta la aventura y correr riesgos para llevar a cabo su idea. Pero si hay algo que saben hacer bien los emprendedores es encontrar las brechas del mercado cuando se presentan.

Nichos de mercado, ¿cómo los identifico?

Aunque la crisis que estamos atravesando es transversal, hay una serie de productos que la están capeando mejor. Simplemente, han encontrado una brecha de mercado que demandaba algo similar a lo que les ha ofrecido.

Si estás planteándote emprender un negocio y no estás seguro de haber encontrado un nicho de mercado, te mostramos cinco sencillos pasos para identificarlo.

1. Forma parte de un sector de mercado mayor. Un buen nicho de mercado es aquel que está segmentado. No intentes abarcar demasiado porque te disolverás entre muchas soluciones similares. Vale la pena centrarse en un sector que te guste y buscar una necesidad concreta. No intentes abarcar el sector del turismo, céntrate en el de playa. O mejor aún, en el turismo de playa para familias con niños pequeños.

2. Hay una demanda potencial suficiente. Busca el equilibrio. Sí que es verdad que debes centrarte en una necesidad concreta pero, no lo olvidemos, quieres hacer negocio. Así que asegúrate que habrá una demanda suficiente detrás para que se sostenga tu empresa. Puedes intentar abarcar a grupos de edad o sexo concretos como jóvenes de entre 16 y 22 años, hombres de mediana edad o mujeres jubiladas. También lo puedes hacer basándote en sectores concretos y buscar sus necesidades. Periodistas ENG, camioneros o monitoras de autobuses escolares pueden tener unas necesidades concretas y allí puedes estar tú para ofrecérselas.

3. Tus productos ofrecen soluciones reales y exitosas. Tus ideas deben ser tangibles y poderse llevar a cabo sin mucha dificultad. Si proyectas una gran solución pero que es muy costosa o muy difícil de realizar, no servirá de nada.

4. Analiza la competencia. Busca si hay algo similar a lo que tienes pensado. Si es así trata de diferenciarte y ofrecer algo que te dé un valor añadido. Recuerda que buscamos un nicho, no hacer la competencia a algo que ya existe.

5. Abre la mente. A veces las mejores ideas las encontramos yendo a comprar, en una conversación de autobús o charlando con amigos. Nuestro entorno puede proporcionarnos necesidades que pueden llegar a ser un negocio el día de mañana.

Y, sobre todo, mantente al día en todos los ámbitos que puedas, tanto ampliando conocimientos como realizando cursos de formación, porque nunca se sabe de donde surgirá la idea que puede ocasionar un cambio tanto en tu carrera profesional como en tu vida.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:
Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal