Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Cuáles son las características para ser un buen líder?

Mie 25, ene. 2012 - marroyes - Archivado en: , , , , ,

Un buen directivo debe ser el que imprima su carácter a la organización, la persona a la que recurrir, el modelo a seguir y al que expresarle las ideas. En definitiva, un buen directivo debe ser un buen líder. Pero, ¿qué significa ser un buen líder? ¿Son cualidades innatas o se pueden aprender?

Como casi todo en esta vida, con un buen entrenamiento se puede llegar a niveles más que óptimos de resultados. Para ello únicamente has de saber cuáles son las características de un buen líder, ver cuáles has implementado ya y potenciar aquellas que aún no dominas. Desde Iberestudios queremos hacerte esta tarea más fácil y por eso hemos realizado este decálogo con las características que todo buen directivo debe tener.

-   Apasionado de su trabajo. Si no trabajas en algo que te motive acabarás trasmitiendo esa idea a tus trabajadores y, por extensión, a la empresa. Tiene que gustarte el sector al que te dedicas y trasmitir esa pasión a tus empleados. Además deberás trabajar, duro y de lo lindo. La idea preconcebida de que los jefes trabajan poco es falsa, a menos que quieras que tu empresa sea mediocre o incluso deficitaria. Además ejercerás de ejemplo, “si el jefe lo hace, cómo no lo voy a hacer yo”.
-    Buena capacidad de comunicar. Un gran líder ha de trasmitir sus ideas de una manera clara y concisa, no pueden haber lagunas. Éstas únicamente provocarán malos entendidos y retrasos en los plazos establecidos, así que este tema es muy importante. De la misma manera, debes escuchar los argumentos e ideas del resto de la plantilla y valorarlas.
-    Tiene carisma. Es muy difícil hablar de un gran líder y que éste carezca de carisma. Para ejercer el liderazgo, tienes que hacer que los empleados crean en ti, crear ese magnetismo que te haga especial.
-    Maneja bien las emociones y los sentimientos. O dicho de otra manera, tiene un gran sentido de la empatía. Un gran líder ha de saber ponerse en el lugar del otro para entender sus inquietudes y sus reclamaciones. A su vez, debe reflejar lo bueno de los empleados, destacando aquello positivo.
-    Establece metas claras. Uno de los errores más comunes es dispersarse a la hora de establecer metas empresariales. Si tienes claro cuál es tu objetivo, te será mucho más fácil llegar a él y comunicarlo a tus empleados. Además también evitarás que cada uno reme en una dirección diferente.
-    Buena capacidad de planificación. Evita al máximo improvisar sobre la marcha. Una vez tienes el objetivo establecido debes ser capaz de elaborar una planificación correcta, realista y detallada. Eso dará seguridad y te será más fácil evaluar en qué punto se encuentra tu organización.
-   Innovación y creatividad por encima de todo. Si eres hermético y te cuesta adaptarte a lo nuevo o diferente, no vas por el buen camino. La puerta abierta a la innovación y a la creatividad no se puede cerrar para nadie que forme parte de la compañía. Incluso puede que alguien que no sea del departamento de finanzas encuentre una solución para ese problema que lleváis discutiendo toda la tarde. Abre la mente, conviértete en una esponja y saca lo mejor de cada uno de tus empleados.
-    Es responsable, busca el beneficio para todos. Es innegable que un jefe tiene un gran poder. Poder a la hora de decidir si una persona forma parte de un proyecto, al tener la última palabra en las decisiones o en la imagen de la empresa. Un gran líder ha de ser el que maneja esa gran responsabilidad en beneficio de la compañía pero pensando en las personas y al que ese poder no le ciega.

-    Pasa a la acción. No hay nada peor que un líder que se lamenta de los objetivos conseguidos por otros o por oportunidades perdidas. Bueno sí, quizás aquel que se limita a no hacer nada y a esperar a ver qué pasa. Toma las riendas de tu empresa, sé un buen líder y actúa.
-    Admira a grandes personalidades. No se trata de imitarlos pero sí de tener a alguien como referencia. Si admiras a alguien comprenderás qué es lo que gusta a la gente y lo que no. Si valoras a grandes líderes estarás, sin querer, implementando sus consignas más valiosas en tu día a día. Los grandes admiran y una buena referencia te hará no bajar los brazos.

¿Te ha gustado esta noticia?
2 comentarios Compártela:

Le tendré que pasar esto a mi jefe a ver si se aplica el cuento… Especialmente el cuarto punto

|2|Merche Arroyes|31 enero, 2012 a las 8:29

Hola J.A.,
Reenvíaselo pues! ;)
Saludos y gracias por comentar! Ya nos contarás cómo ha sido recibido el artículo.

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal