Distancia
On-Line
Presencial
Semipresencial

¿Cómo es tu empleado? Maneras de motivar eficientemente según su personalidad (I)

Lun 21, may. 2012 - Alba Blanco - Archivado en: , , , ,

La motivación en el trabajo es muy importante, tanto para el rendimiento personal como de la totalidad de la empresa. Si tienes personas a tu cargo, seguro que más de una vez has leído listas de consejos acerca de cómo motivar a los trabajadores de manera eficiente, cómo gestionar equipos para mejorar la productividad o cómo buscar un mayor rendimiento y un mejor ambiente de trabajo. El problema de estas recomendaciones es que muchas veces se olvidan de una parte muy importante del proceso: tener en cuenta la personalidad del trabajador.

Cada empleado tiene su propia manera de pensar y de actuar y si intentas motivar a dos personas diferentes de la misma manera es más que probable que no obtengas el mismo resultado. Es por eso que la publicación Inc.Magazine ha hecho público un decálogo con las diez personalidades que los directivos deben tener en cuenta a la hora de motivar a sus trabajadores. Hoy veremos los cinco primeros.

-         Personas expresivas. Este tipo de trabajadores se siente más motivado cuando los temas a tratar se discuten de manera abierta. Son personalidades que disfrutan con el reconocimiento público y se motivan a seguir en la línea si lo reciben.

-         Personas estructuradas. Son personas que desean saber que su trabajo específico ayuda a la empresa a lograr objetivos, así que la mejor manera de motivarlos es recompensarlos por escrito y en el momento preciso. Una buena idea es enviarles un correo electrónico felicitándolos. Este tipo de personas valoran a un líder competente, organizado y, sobre todo, detallista.

-         Personas tranquilas. No son personas que requieran grandes dosis de reconocimientos públicos, lo que no significa que no los necesite. Inc.Magazine indica que es preciso realizar estímulos privados para mantener a estas personas motivadas.

-         Personas con falta de motivación. Hay directivos que trabajan con personas que están de acuerdo con el proyecto y confían en él pero que, por diferentes razones, pierden la motivación. Lo mejor en estos casos es comunicar el tipo de recompensa a la que pueden acceder y, sobre todo, cumplir con ella si se alcanzan los objetivos.

-         Personas pacíficas. Son personas tranquilas que espera que todo en la empresa se mueva en la misma dirección, que todo el mundo reme hacia un mismo destino. No suelen exigir recompensas e incluso se suelen ofrecer a realizar tareas, pero necesitan una cierta tranquilidad, tanto a nivel de seguridad laboral, como de buen ambiente en la oficina.

El próximo miércoles estate atento a Iberestudios, porque completaremos la lista con las cinco personalidades restantes.

¿Te ha gustado esta noticia?
Coméntala Compártela:

Licenciada en comunicación y publicidad por la Universidad Ramón Llull. Periodista y Blogger. Puedes seguirme en G+ en Alba

Normas de uso:
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

© Iberestudios 2012 - Todos los derechos reservados Términos y Condiciones | Aviso Legal